Bermeo cuenta con más de 2.200 perros censados, un centenar de ellos catalogados como peligrosos

La Policía Municipal ha interpuesto en el último año más de una veintena de multas por llevar el can suelto o no retirar las heces de la calle

IRATXE ASTUI BERMEO.

La Policía municipal de Bermeo tiene censados a un total de 2.233 perros en la villa marinera, de los que 96 están tipificados dentro de las consideraras como razas o cruces interraciales de Perros Potencialmente Peligros (PPP) y entre los que se encuentran los Pit Bull Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino y Akita Inu, entre otras. Los agentes de la Udaltzaingoa interpusieron en el último año 21 multas a los propietarios que pasearon sueltos a sus mascotas, así como a aquellos dueños que no retiraron las heces del animal de la vía pública.

«Aunque hay momentos mejores y peores, es un problema al que nos enfrentamos una y otra vez, a pesar de que llevamos a cabo campañas de concienciación e intensificamos la vigilancia. No es de fácil solución, pero tenemos que esforzarnos en poner fin», reconoció en su última comparecencia pública la alcaldesa de Bermeo, Idurre Bideguren. A lo largo de 2017, no obstante, la Guardia Urbana intervino en 258 ocasiones por problemas relacionados con animales de diferentes especies «desde perros y gatos, hasta palomas, gaviotas o la retirada de la calle de otras especies que se encontraban muertas», detallaron desde la Udaltzaingoa de Bermeo.

Zonas de paseo

Algunas de esas actuaciones, alrededor de una quincena, estuvieron también relacionadas con el abandono de canes, con y sin chip.

La ordenanza reguladora de tenencia y protección de animales de la villa marinera considera el abandono de animales domésticos o de compañía como una infracción grave que puede ser sancionada «con multa de 1.502 a 15.025,30 euros», apuntaron fuentes municipales.

Que en las vías y espacios públicos urbanos, así como en las partes comunes de los inmuebles colectivos, los animales de la especie canina no vayan bajo control y no estén sujetos mediante una cadena o correa adecuada a las características del animal se sanciona «con multa comprendida entre 300 a 1.502 euros», advierten asimismo.

El Ayuntamiento de la villa marinera delimitó en su momento un total de seis zonas para que los vecinos puedan pasear a sus mascotas sin problemas. La medida, no obstante, incluye algunas limitaciones ya que solo se puede sacar a los animales sin correa en determinadas horas, y, en otros casos, solo durante unos meses concretos del año.

Las áreas reservadas para el esparcimiento con canes son el entorno de Landabaso, Burujabetasun zelaia, que se encuentra junto al cementerio, y los alrededores de Adubixe, Tonpoi y la Atalaya de la localidad.

Temas

Bermeo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos