Una banda de ladrones de Europa del Este roba en cuatro chalés de La Bilbaína

Una banda de ladrones de Europa del Este roba en cuatro chalés de La Bilbaína
LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Otros cuatro saqueos tuvieron lugar en Mungia, Gamiz-Fika y Laukiz tras reforzarse la vigilanciaen esta urbanización

TERRY BASTERRA

La Bilbaína ha vuelto a ser objetivo de los amigos de lo ajeno. Durante la segunda mitad de noviembre, cuatro viviendas de esta urbanización de chalés, así como otros cuatro inmuebles de Mungia, Gamiz-Fika y Laukiz , recibieron su indeseable visita. Han aprovechado la ausencia de los propietarios para introducirse en las casas y llevarse dinero y joyas. En uno de los inmuebles, los delincuentes llegaron a arrancar la caja fuerte de la pared para cortar el metal y llevarse lo que había en su interior. La Ertzaintza se ha hecho cargo de una investigación en la que colabora la Policía Local de Mungia. Las fuerzas de seguridad creen que se trata de una banda organizada de Europa del Este.

Los agentes han revisado las grabaciones de las 24 cámaras de seguridad con las que cuenta la urbanización y los vecinos también han aportado datos para colaborar en la identificación de este grupo compuesto, al parecer, por cuatro individuos. Uno de los residentes facilitó incluso la matrícula de un coche sospechoso que puede ser en el que utilizaron en, al menos, una de las ocasiones. Los investigadores creen que se trata de la misma banda por su ‘modus operandi’. Los ladrones llegan en coche, son sigilosos y actúan de día, entre las cuatro y las seis de la tarde. Si pueden, penetran en varias viviendas.

Los delincuentes actúan a plena luz del día, cuando no hay nadie en casa

En La Bilbaína, todos los robos han tenido lugar en casas vacías y en calles que les permitían una huida rápida en caso de problemas. De hecho, en uno de los casos, al percatarse los ladrones de que había personas en el interior, acabaron abandonado el lugar.

Algo que, al menos, genera «cierta tranquilidad» entre los residentes: esta banda busca robar rápido y evita enfrentarse o agredir a las víctimas. Tras denunciar los primeros robos se incrementó la presencia de patrullas en la urbanización con controles a los vehículos para identificar a posibles sospechosos. Se cree que precisamente ha sido este refuerzo de los controles en La Bilbaína lo que ha disuadido a los ladrones en sus últimas visitas. Y es que unos días después se produjeron otros cuatro robos en Mungia y las localidades de Gamiz-Fika y Laukiz. Los vecinos están convencidos de que los ladrones realizaron una inspección previa de las viviendas. Así que han reforzado la vigilancia privada que tienen contratada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos