Bakio vigila la evolución de la ladera del puerto en la que se produjo el derrumbe

IRATXE ASTUI BAKIO.

El Ayuntamiento de Bakio no quita ojo de la ladera ubicada al final del paseo del puerto, en la que la madrugada del pasado miércoles se registró un aparatoso derrumbe «de entre 5 y 10 metros cúbicos» de tierra. El desprendimiento de las piedras y vegetación aplastó el vehículo de un vecino que en aquel momento se encontraba aparcado en la zona, y los geólogos no descartan que pueda desprenderse también la capa más alta del terreno.

De acuerdo a las recomendaciones de los técnicos, de hecho, el Consistorio local desalojó como medida urgente los primeros pisos del edificio de viviendas conocido como 'Portoburu', contiguo al monte afectado, a fin de garantizar la seguridad de los vecinos. «Seguimos vigilando la evolución de la ladera para lo que hacemos un seguimiento de la misma dos veces al día. Entre tanto, los especialistas están realizando el estudio geológico y geotécnico del área y cuando nos presenten sus resultados nos indicarán también cómo tenemos que actuar para estabilizarlo», apuntó la alcaldesa de Bakio, Amets Jauregizar.

Desde que la acumulación de la lluvia caída durante las últimas semanas en Euskadi provocará la caída de parte de la pared, «se han sucedido más desprendimientos, aunque han sido pequeños. En cualquier caso, permanecemos vigilantes con el fin de evitar cualquier tipo de riesgo», insistió la primera edil. Los trabajos para la estabilización del terreno afectado corresponderán a la Administración local para lo que el equipo de Gobierno bakiotarra tiene previsto solicitar la ayuda de la Diputación.

Temas

Bakio

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos