Así bajaba el caudal del río Oka en Gernika

El caudal del Oka pasa a ras del puente. / E.C.

Las intensas lluvias desataron este jueves la alarma en la villa y afectaron al tráfico rodado y al servicio de tren, que fue suspendido entre la localidad y Muxika

ELCORREO.COM

Las lluvias se vieron agravadas en la tarde de ayer por la confluencia del río Oka, que alcanzó el nivel naranja de desbordamiento, y el Elizalde. La riada provocó inmensas balsas de agua que atraparon a numerosos conductores. En la BI-635, en el tramo entre el municipio y Gernika, donde los Bomberos tuvieron que rescatar a varias personas de dentro sus vehículos.

Más información

La salida del Oka no solo afectó al tráfico rodado; también al servicio de tren.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos