BARCO-ESCUELA

'Atyla' regresa a Lekeitio para exhibir los usos de la navegación a vela

El 'Atyla' atracará hoy en Lekeitio / YVONNE FERNÁNDEZ
El 'Atyla' atracará hoy en Lekeitio / YVONNE FERNÁNDEZ

El público podrá visitar la nave y conocer el proyecto educativo esta tarde

MIRARI ARTIME LEKEITIO.

El barco-escuela internacional 'Atyla' visitará mañana el puerto de Lekeitio antes de tomar rumbo al museo marítimo de Bilbao, donde permanecerá durante todo el invierno. El público podrá visitar la nave y conocer el proyecto educativo que desarrollan desde las seis hasta las ocho de la tarde. El barco, un clásico de dos mástiles, con 31 metros de eslora y 7 metros de manga, fue construido a mano en España entre 1980 y 1984 y actualmente navega por toda Europa dedicándose a la vela de formación, una experiencia educativa que utiliza la navegación a vela para desarrollar habilidades básicas como el coraje, la comunicación y el trabajo en equipo.

«Esta actividad no sólo está enfocada a aspirantes a marineros, sino también al público en general. De hecho el 'Atyla' no requiere experiencia previa en el mar para embarcarse como aprendiz», según indicaron. El diseño original está inspirado en las goletas del siglo XIX, y su interior responde a todas las necesidades que demandaba el objetivo inicial; el de realizar un viaje alrededor del mundo, siguiendo la ruta de Magallanes-Elcano.

Características.
Inspirado en las goletas del siglo XIX, tiene 31 metros de eslora y 7 metros de manga .
Visitas.
El proyecto del barco-escuela internacional se podrá visitar entre las seis y ocho de esta tarde .

El 'Atyla' tiene capacidad para alojar hasta 80 personas en salidas costeras y tiene camas para un máximo de 23 personas en viajes por alta mar, un gran salón con ventanas para toda la tripulación, baños y duchas. Esteban Vicente Jiménez, piragüista profesional, tuvo un gran sueño en 1953 en Soria: construir un robusto barco de madera que le permitiera dar la vuelta al mundo. En 1980 comenzó a diseñarlo siguiendo los estándares artesanos de los carpinteros de ribera.

Tras la aprobación del proyecto por parte del ingeniero naval Francisco Lasa Echarri, y con ayuda de amigos y voluntarios, comenzó a construir la primera parte. El interior y los mástiles se tallaron con madera de Vinuesa y el casco con madera de iroko. En 1982, se necesitaron seis enormes camiones para transportar todas las piezas hasta Lekeitio, donde se construyó la mayor parte del barco, y donde fue botado el 15 de mayo de 1984.

Fotos

Vídeos