Lea Artibai aspira a liderar el reciclaje de basura orgánica en Bizkaia con una tasa del 70%

La diputada de sostenibilidad y la presidente de la Mancomunidad junto a los nuevos contenedores. /  M. A.
La diputada de sostenibilidad y la presidente de la Mancomunidad junto a los nuevos contenedores. / M. A.

La Diputación invierte 148.000 euros en adaptar las instalaciones de la Mancomunidad en Mereludi y en comprar 73 contenedores marrones

MIRARI ARTIME BERRIATUA.

La Mancomunidad de Lea Artibai aspira a situarse a la cabeza del reciclaje de la materia orgánica completa en Bizkaia, es decir que incluya restos de origen vegetal y animal tanto cocinados como crudos. «El objetivo es llegar a una tasa del 70% frente al 30% que alcanzamos en la actualidad», reconoció ayer la presidenta de la entidad supramunicipal, Rakel Elu en el acto de presentación del nuevo sistema de recogida de basura activado en la comarca.

Para conseguirlo, los ciudadanos tendrán que depositar los restos en los 73 nuevos contenedores marrones instalados en los seis municipios que participan en el proyecto piloto y que alcanza a una población de cercan de 24.000 personas. «De momento, el kit necesario para comenzar a participar ha llegado al 70% de los berritxuarras y al 75% de los ondarreses», indicó.

En Lekeitio, por su parte, «hemos empezado esta semana y en Markina, Etxebarria y Bolibar finalizaremos en enero, aunque está previsto realizar una segunda ronda hacia el verano para llegar a la población turista que en época estival reside, especialmente, en Lekeitio», añadió. Para la adquisición de los depósitos y los kits, la Diputación ha realizado una inversión de 80.000 euros.

Expansión

Además, la institución foral ha construido una cubierta de acero galvanizado en los equipamientos que la Mancomunidad dispone en el barrio Mereludi, de Berriatua, para cubrir un depósito de treinta metros cúbicos de capacidad donde se depositarán los restos orgánicos. La obra ha tenido un coste de 68.545 euros. «Esos residuos, que serán los únicos de Bizkaia que podrán incluir carne y pescado crudo y cocinado, se trasladarán a la planta de Konpostegi, en la que se tratarán sin mezclarse con los otros para obtener un compost diferenciado», detalló la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta.

El material resultante «se analizará para determinar su calidad y la posibilidad de extender este modelo de recogida al resto del territorio», recalcó Unzueta, que estuvo respaldada por todos los alcaldes de Lea Artibai.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos