Lea Artibai abre la escuela de padres 'online' para orientar a las familias

El curso que la Mancomunidad ofrece con psicólogos del centro Etxadi exigirá a los tutores una dedicación mínima de 90 horas

MIRARI ARTIME MARKINA.

La Mancomunidad de Lea Artibai ayudará a los padres y madres de la comarca con hijos de hasta seis años en cuestiones de crianza mediante una metodología 'online'. El proyecto 'Aprende a educar' persigue mejorar la formación de los progenitores en cuestiones como la organización de la vida familiar, conocimiento y estimulación del desarrollo psicológico y las claves de la crianza.

«Se trata de todarles de técnicas y conocimientos que les permitan afrontar con las máximas garantías esa etapa que se suma a la oferta educativa», señalaron responsables del programa. El curso está abierto a un máximo de 25 familias que tienen que tener su residencia en la comarca. «En caso de que se apunten más habrá una selección aleatoria de las participantes que se realizará en febrero», añadieron .

Para poder completar el cursillo, los inscritos deberán tener una dedicación mínima de 90 horas teórico-prácticas, aproximadamente, por lo que se las sesiones se prolongará durante unos tres meses. Los temas se tratarán por bloques divididos entre educadores de niños de cero a dos años y desde dos hasta los seis.

«También serán necesarias dos clases de una hora presenciales en la sede de la Mancomunidad en el palacio Patrokua de Markina», adelantaron desde la entidad comarcal. Los profesores serán psicólogos de Etxadi, centro universitario de psicología de la familia que impartirán las sesiones tanto en euskera como en castellano.

Discreción

La inscripción será gratuita, pero será necesario apuntarse antes del próximo día 20 bien a través del número de teléfono 946169078 o en el mismo edificio ubicado en el número 13 de Xemein Etorbidea, desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde. Con la puesta en marcha de esta iniciativa 'online', impulsada por el departamento de Bienestar Social, se persigue facilitar la participación de los educadores al no necesitar desplazamiento.

Asimismo, «se garantiza la discreción a la hora de resolver posibles cuestiones o problemas», detallaron. Algunos padres «consultan en páginas web este tipo de asuntos o acuden a librerías para hacerse con obras relacionadas con la educación de los hijos, quizá por el miedo a las habladurías y con este servicio, esta dificultad queda resuelta», señalaron desde Etxadi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos