Arranca en Lea Artibai el plan piloto para recoger todos los residuos orgánicos en un único contenedor

El sistema de apertura de los contenedores será con tarjeta. /  FERNANDO GÓMEZ
El sistema de apertura de los contenedores será con tarjeta. / FERNANDO GÓMEZ

La Mancomunidad inicia en Berriatua la campaña de información que se sumará al reparto de cubos, bolsas y la tarjeta para abrir los depósitos

MIRARI ARTIME MARKINA.

La Mancomunidad de Lea Artibai ha activado esta semana el nuevo modelo de recogida de basura, un proyecto piloto que servirá de experiencia de cara a su futura implantación en el resto del territorio. El sistema tiene como eje central la recogida selectiva de toda los residuos orgánicos -cocinados y crudos- en el contenedor marrón, tanto los de origen vegetal como animal.

«Los desechos de pescado y carne, también al depósito marrón, similar a como se realiza en territorio guipuzcoano», señalaron portavoces de la entidad comarcal. El proceso se completará con su traslado a las instalaciones que en Andonegi (Berriatua) acondiciona la Diputación. «Luego las trasladará a la planta de compostaje que dispone en Artigas», matizaron.

Antes de la colocación de los depósitos en todos los municipios de Lea Artibai -salvo en Ispaster que proseguirá con el autocompostaje-, los vecinos recibirán en sus casas la visita de educadores que les detallarán la manera correcta de clasificar la basura y les harán entrega del kit compuesto por un pequeños cubo marrón, bolsas compostables y una tarjeta con el chip que permita abrir el contenedor. «Esta semana, hemos comenzado en Berriatua y de manera escalonada se proseguirá por Ondarroa, Markina y Lekeitio», añadieron.

Renovación

«Los educadores se identificarán de manera clara para evitar cualquier tipo de confusión y malentendido entre los vecinos», indicaron. De manera paralela, a lo largo de noviembre y diciembre se instalarán carpas de información en las distintas localidades donde los interesados podrán acudir a recoger los materiales y aclarar las dudas.

La instalación del quinto contenedor, que se rematará para finales de año, vendrá acompañada de la modernización de la flota de camiones encargadas de la recogida de la basura. Además, se renovarán todos los depósitos del resto de materiales con nuevos modelos.

«En total, se colocarán 73 contenedores marrones, se cambiarán 154 de papel y cartón y el resto 182, mientras que los de vidrio se mantienen», detallaron desde la Mancomunidad que persigue alcanzar una tasa de reciclaje del 70%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos