URA adjudica por 17 millones el tramo de la red de saneamiento Gernika-Busturia

Depuradora de aguas residuales de Lamiaran. / MAIKA SALGUERO
Depuradora de aguas residuales de Lamiaran. / MAIKA SALGUERO

La construcción del colector general de la margen izquierda de Urdaibai se espera que esté listo para 2020

IRATXE ASTUI GERNIKA-LUMO.

La Agencia Vasca del Agua (URA) ha adjudicado la construcción del tramo Gernika-Busturia del colector general de la margen de Urdaibai, una actuación muy esperada entre los vecinos de Busturialdea ya que supondrá dar un paso de gigante en la mejora de su red de saneamiento. La obra, asignada a la UTE de empresas compuesta por Acciona Agua, Leandro Gómez y Loroño, contará con un presupuesto de 17,1 millones de euro y se espera que concluya «en la primera mitad de 2020», señalaron fuentes de la agencia URA.

El proyecto, uno de los más esperados y que queda por acometer en la zona, junto al enlace entre Muxika y la villa foral, forma parte del convenio de colaboración firmado con el Consorcio de Aguas de Busturialdea para la ejecución de las infraestructuras que permitirán construir la red de saneamiento y la conexión de las aguas redisuales de la EDAR de Lamiaran, en Bermeo. En virtud de ese acuerdo, URA aportará al proyecto a lo largo de un lustro desde 2015, 49 millones de euros, a los qu se suman los 35 millones invertidos por el Gobierno vasco en Urdaibai desde 2003.

La actuación adjudicada consistirá en construir el ramal de 6,5 kilómetros comprendido entre la estación de bombeo de Gernika, situada en als instalaciones de la actual depuradora, y la estación de bombeo de Busturia. De esta manera, permitirá recoger las aguas residuales tanto de la margen izquierda como de parte de la derecha de la ría hasta la depuradora de la villa marinera «para su debido tratamiento, previo vertido al mar», explicaron fuentes de URA.

El plan de obra implicará también la construcción 2,5 kilómetros de conducciones para enganchar algunos barrios del entorno a la red, además de cuatro bombeos que permitirán la incorporación de los vertidos al sistema.

Aprovechando la apertura de los tajos, se construirán otros 6,5 kilómetros de tubería para el abastecimiento de aguas entre Busturia y Gernika, «que se encuentra en zoan marismal y en un mal estado de conservación», reconocen.

Central de bombeo

En la actualidad, la Agencia Vasca del Agua trabaja en la construcción subterránea de la estación de bombeo de aguas residales en el parque de la Marisma de Sukarrieta, que permitirá trasladar los vertidos procedentes de Gernika, Gautegiz Arteaga, Kortezubi y el resto de poblaciones de la margen izquierda de la ría, hasta la planta de la depuradora de Lamiaran. «Se ha construido buena parte de la instalación de la tubería de impulsión, mediante una hinca, para derivar las aguas residuales desde Sukarrieta a Bermeo», detallaron.

El conjunto de las actuaciones del tramo Sukarrieta-EDAR de Lamiaran cuenta con un presupuesto de adjudicación de 12,4 millones de euros y se estima que los trabajos concluyan «para el segundo trimestre del año que viene, anunciaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos