El Correo

Las palomas ‘bombardean’ el mercadillo de Gernika

Los excrementos de las palomas se agolpan en el suelo del mercadillo de Gernika. MAIKA SALGUERO
Los excrementos de las palomas se agolpan en el suelo del mercadillo de Gernika. MAIKA SALGUERO
  • «Nos cagan sobre la mercancía mientras que el Ayuntamiento no hace nada para frenar su proliferación», se quejan los feriantes

Los feriantes que los lunes instalan sus puestos de venta en el interior del recinto de la plaza de Gernika mostraron ayer su malestar por el «’bombardeo’ de excrementos de palomas que tenemos que sufrir todas las semanas aquí dentro», criticó Juan Mari Beaskoetxea, uno de los vendedores ambulantes del mercado de los lunes de la villa foral.

Al parecer la proliferación de palomas se ha incrementado de manera «notable» en el último año en el entorno de las instalaciones de la plaza «hasta el punto de que han anidado dentro y nos cagan sobre la mercancía. En mi caso, nos deja la ropa hecha un asco y en los puestos de fruta de al lado tienen que andar también ojo avizpor para que no caigan excrementos sobre el género», criticaron las mismas fuentes.

Ante este hecho, los feriantes remitieron «hace más de un mes» un escrito al Ayuntamiento de la localidad con el fin de que se tomaran «medidas contundentes» para resolver el problema que originan las defecaciones de esta especie de aves. «Pero aún no nos han contestado y nos consta que saben del problema desde hace un año», señalaron.

Los vendedores aseguran que las heces de las palomas «no solo ensucian sino que también suponen un riesgo contra la salud», reiteraron ayer.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate