El Correo

Palacio Abaroa, objetivo 2025

Los jardines del edificio están abiertos al público.
Los jardines del edificio están abiertos al público. / Maika Salguero
  • Un proceso participativo definirá sus usos para inaugurarlo con motivo del 700 aniversario de la fundación como villa de Lekeitio

Lekeitio se ha propuesto convertir el palacio Abaroa en uno de los atractivos de la celebración del 700 aniversario de su fundación como villa, que tendrá lugar en 2025. Para ello, el Consistorio ha licitado los servicios de asistencia técnica encaminados a la definición de usos del edificio, su reutilización como equipamiento dotacional público y su puesta en valor. Con un plazo de entrega de nueve meses, el presupuesto base es de 133.000 euros.

La que fuera residencia de veraneo de José María Abaroa, un lekeitiarra afincado en París que se dedicó a la banca, «es una brillante propuesta de estilo Segundo Imperio, una de las más decisivas de la arquitectura vasca», según los expertos. Esta mansión del siglo XIX fue renovada en su interior en 1940 para destinarlo a convento. En concreto, fue residencia de la comunidad de las Agustinas Recoletas, que lo adaptaron a su vida contemplativa.

Catalogado como Bien Cultural con la categoría de Conjunto Monumental en 2015, el Consistorio se propone definir sus usos mediante una fase de participación ciudadana, así como de viabilidad financiera, social y operativa. «Se trata de desarrollar un proyecto que se pueda gestionar de forma autónoma, abarcando la parte del mantimiento, del uso y de la gestión», explicaron fuentes municipales.

«Al servicio de todos»

El edificio «podrá albergar uno o varias utilidades y la realización de las obras podrá desarrollarse en fases, aunque la fecha límite será 2025», recalcaron. Además de la implicación de diferentes agentes socioculturales y de los vecinos en general, también se evaluarán reflexiones realizadas con anterioridad al respecto que concluyeron que, «tanto el Ayuntamiento como los lekeitiarras consideran que debe tener un uso plural, público, abierto, igualitario y al servicio de todos».

Desde que pasó a ser propiedad municipal (2004), el Ejecutivo local ha acometido la recuperación y apertura al público del jardín, un estudio de daños y tratamiento de plagas que afectan a la madera y la rehabilitación de la cubierta, ejecutada el pasado año.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate