El Correo

La flota atunera plantea más medidas de control para evitar la sobreexplotación

La flota atunera agrupada en la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores –Opagac–, entre los que figuran las empresas de Bermeo, mantiene esta semana una intensa actividad para extender la Gobernanza Oceánica –equidad y sostenibilidad en la asignación y gestión de los recursos– en los océanos Pacífico e Índico con el objetivo de prevenir la sobreexplotación pesquera. Concretamente, representantes del sector participan en la última reunión extraordinaria de la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT) y en la Organización Regional de Pesca (ORP) que gestiona la pesquería en la zona del Pacífico Oriental.

Asimismo, está también presente en el sexto encuentro del grupo de trabajo en colaboración y cooperación en pesquerías de atún de la comisión del Suroeste del Océano Índico. En la reunión de la CIAT, el sector confía en poder apoyar el mantenimiento de las medidas de gestión que se han aplicado hasta la fecha y que se traducen en la parada de actividad de toda la flota de cerco que faena en el Pacífico Oriental, durante 62 días al año. En este foro, Opagac defiende la adopción de otras medidas de control «más efectivas y contrastadas que contribuirían a proteger los stocks», apuntaron.

En esa línea, aboga por crear áreas cerradas a la pesca temporalmente para el atún rabil. Además, solicita un control exhaustivo de la localización de los barcos, mediante la transmisión de la ubicación vía satélite y VMS a la CIAT. También defiende la adopción de normas de control de capturas que aseguren que las poblaciones se mueven dentro de márgenes de explotación sostenibles.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate