El Correo

La depuradora de Aulesti arrancará en otoño y dará servicio a medio millar de habitantes

La depuradora de aguas residuales de Aulesti, que dará servicio a 400 habitantes y ha supuesto una inversión global de 2,4 millones de euros, comenzará a funcionar el próximo otoño. Para diseñar la obra, se ha tenido en cuenta la zona de especial protección asociada al río Lea, «por lo que se han empleado procedimientos constructivos compatibles», señalaron desde la Diputación. Además del núcleo urbano, los barrios de Urriola, Zubero, Malats y Narea poseían redes locales que vertían bien a un pozo séptico o un cauce natural.

Las zonas de Ibarrola, San Antón y Gohierri, por su parte, carecían de entramado de saneamiento. «Además de la planta, los colectores generales y la estación de bombeo todos los vertidos quedarán incorporados a la nueva estación», recalcaron. Entre los proyectos que la administración territorial va a financiar en los municipios de Lea destaca, además, el inicio de las obras de la planta de Munitibar, con un coste de 3,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 25 meses.

Cuenca del Artibai

«La imposibilidad de construir un colector desde Munitibar, pasando por Aulesti y conectando con el general del río Lea en el bombeo de Oleta, por motivos de impacto ambiental asociado a las obras, hace que sea necesario habilitar una planta en cada una de estas dos localidades», manifestaron. En la cuenca del Artibai, por su parte, entre las obras proyectadas por el Consorcio de Aguas figuran, el sondeo de Berriatua y la reparación y mejora de la depuradora de Ondarroa que se prolongará durante un año y tendrá un coste de 1,2 millones. «En 2016 también se abordó el interceptor Berriatua-Ondarroa, que completa el esquema de saneamiento en red primaria de la cuenca del Artibai y que entró en servicio en junio», matizaron.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate