El Correo

Aumentan un 9,3% los donantes de sangre en Gernika pero descienden las aportaciones

Una voluntaria de Gernika dona sangre en la únidad móvil.
Una voluntaria de Gernika dona sangre en la únidad móvil. / Maika Salguero
  • La villa foral es «un referente» en el territorio con una media de donaciones muy por encima del resto de Bizkaia y Euskadi

Una de cal y otra de arena en lo que a donación de sangre se refiere en Gernikaldea. En 2016, la agrupación Odolkideak contabilizó un total de 53 nuevos voluntarios en la localidad, lo que representa un incremento del 9,3% con respecto al año anterior. Sin embargo, la cifra de aportaciones -1.059 en total- descendió ligeramente -alrededor de un 3%-. «Es fundamental incorporar a nuevas personas de cara a garantizar el futuro», apuntaron responsables del colectivo.

Pese a la sensible bajada en el cómputo global de donaciones, los datos sostienen que la villa foral sigue siendo un referente en Bizkaia. De hecho, el pasado ejercicio registró una media de 54,17 donaciones por cada mil habitantes, por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que se sitúan entre 40 y 50. En la provincial la cifra llega a 32 por cada mil habitantes, mientras que en País Vasco alcanza los 40.

Otro de los datos relevantes en el «alto grado de compromiso, fidelización y concienciación» de los voluntarios. «Esto se demuestra en el hecho de que los voluntarios realizan casi una media de dos donaciones al año», destacaron desde Odolkideak. Mensualmente una unidad de la Asociación de Donantes de Sangre de Bizkaia se desplaza hasta Gernika y el vehículo permanece estacionado en Arte Kalea, frente a Foru plaza para la recogida de aportaciones.

Resto de la comarca

Sin embargo, este no es el único punto en el que se realizan donaciones. Varias empresas de la zona -Maier, Losal, Rhointer- también se han sumado hace algún tiempo a la causa. Sus empleados sumaron un total de 126 donaciones en pasado año. «El autobús acude a estos centros de trabajo entre cuatro y ocho veces al año y normalmente las aportaciones se realizan en horario laboral», detallaron.

Por lo que respecta al resto de Busturialdea, también se ha registrado un pequeño descenso, «aunque los datos son similares a los de 2015». Arratzu y Busturia han sido las localidades en las que mayor incremento se ha producido, mientras que Gautegiz Arteaga ha sido la que ha registrado un bajón más notable. «Estamos satisfechos, pero no debemos bajar la guardia porque la sangre resulta fundamental para salvar a muchas personas y también para garantizar la calidad de vida de otras muchas. Debemos ir a donar siempre que podamos», recalcaron desde Odolkideak.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate