LAS CLAVES

0ndarroa reclama que la nueva reordenación portuaria contemple su uso como parking

El puerto de Ondarroa cuenta en la actualidad con 200 plazas de aparcamiento. /  MAIKA SALGUERO
El puerto de Ondarroa cuenta en la actualidad con 200 plazas de aparcamiento. / MAIKA SALGUERO

La construcción de la nueva lonja de pescado suprimirá el principal aparcamiento del centro urbano con capacidad para 200 turismos

MIRARI ARTIME ONDARROA.

El inicio en verano de las obras de construcción de la nueva lonja de pescado de Ondarroa supondrá la culminación de uno de los proyectos más demandados en la última década por los agentes económicos y sociales de la localidad. No obstante, también provocará la supresión del principal aparcamiento del núcleo urbano -un centenar de plazas libres y otras tantas de acceso regulado en la explanada existente junto a la Cofradía de Pescadores- con el grave problema que ello acarreará.

Ante esa situación, el Ayuntamiento de la villa ha reclamado al Gobierno vasco que reformule la función de parking que desaparecerá con los nuevos equipamientos. «Desde el Consistorio hemos realizado infinidad de peticiones al Ejecutivo autónomo para que la reordenación de la dársena también atienda y cubra las necesidades del municipio y en concreto en lo que se refiere al espacio como estacionamiento», señalaron portavoces municipales.

78%
de los hogares de la localidad dispone de coche propio y sólo uno de cada cuatro cuenta con garaje.
3.000
vehículos censados en el municipio provocan que no existan plazas de aparcamiento suficientes.

De hecho, «solicitaremos un desarrollo integral de todo el espacio, de manera que se combinen las necesidades de la actividad pesquera y del pueblo», añadieron. En esa línea, «trataremos de constituir una mesa de trabajo interinstitucional para aunar posturas en la reordenación de la dársena», indicaron. La Dirección de Infaestructuras decidió acotar como estacionamiento la zona situada junto a la Capitanía de Marina tras descartar una apertura total de todo el puerto debido a las molestias que se generaban al sector pesquero, especialmente los fines de semana y festivos.

«Fueron muchas las personas que nos comentaron los inconvenientes que se generaba a la actividad portuaria, especialmente los domingos por la tarde, ya que se utiliza gran número de coches y furgonetas lo que causaba serias molestias a unos y otros cuando se produce la descarga de la pesca de altura. Sirvió de prueba para comprobar que había numerosas quejas de usuarios autorizados del muelle que no podían aparcar para el ejercicio de su actividad. La descarga de gasóleo y otros suministros también sufrieron inconvenientes», añadieron.

Déficit de plazas

Ondarroa, que cuenta con más de 3.000 vehículos censados, registra un déficit de más de un millar de plazas de estacionamiento, según uno de los últimos informes sobre la materia elaborado por el propio Ayuntamiento. El 78% de los hogares dispone de coche propio y sólo una de cada cuatro personas cuenta con garaje particular.

Por lo tanto, «el 70% de los vehículos debe estacionar en la calle, algo que se ha convertido en un quebradero de cabeza», reconocieron. El problema se agudiza los fines de semana y en temporada estival. «Los meses de verano, ni los visitantes que acuden a la playa ni los ondarreses tienen donde aparcar de ahí que en jornadas especiales se reclame a Gobierno vasco que abra el puerto para poder aparcar», recalcaron.

La delicada situación económica de las arcas municipales, además, hace inviable la puesta en marcha de nuevas actuaciones urbanísticas destinadas a paliar el déficit de plazas. En un primer proyecto de la lonja de pescado también se incluía la construcción de un parking subterráneo. Su elevado coste económico debido a la complejidad técnica que presentaba provocó que fuera descartado de manera definitiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos