«Construir nuevos embalses en Bizkaia se antoja complicado»

Pedro Barreiro, con una vista de la ría al fondo, fotografiado esta semana en la sede del Consorcio de Aguas en Bilbao./Jordi Alemany
Pedro Barreiro, con una vista de la ría al fondo, fotografiado esta semana en la sede del Consorcio de Aguas en Bilbao. / Jordi Alemany
Pedro Barreiro - Gerente del Consorcio de Aguas

El máximo responsable del Consorcio confía en las posibilidades del pantano de Ordunte, cuya gestión acaba de asumir, como reserva para toda la provincia si hay sequía

JOSÉ DOMÍNGUEZ

El gesto adusto y reservado se disipa en cuanto entra en faena. O sea, cuando hablar de los proyectos en los que está inmerso el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia. El gerente de este organismo, Pedro Barreiro, detalla hasta el diámetro de las tuberías -«600 milímetros»- que tendrá el «anillo» que conectará las redes de abastecimiento de Uribe Kosta y Mungialdea para acabar a partir de 2020 con los cortes de suministro ante cualquier avería en estas comarcas. «Realizo una labor puramente técnica», insiste Barreiro a pesar de ser desde 2004 responsable de un ente mancomunado por 80 municipios que vela porque cada día un millón de vizcaínos disfruten de agua de calidad. Y de que la ría baje cada vez más cristalina.

También fue ocho años concejal en el Ayuntamiento de Bilbao, lo que le permite tener una visión diáfana de la ciudad y de sus elementos potenciales, como el pantano de Ordunte, cuya gestión no ha dudado en asumir desde el pasado jueves, con visos más amplios que dar servicio a los bilbaínos. El Consorcio conectará el embalse burgalés a su red y servirá de reserva general para todos los municipios ante episodios de sequía.

- ¿Qué consecuencia tendrá la nueva orientación de Ordunte en la capital vizcaína?

- Al Ayuntamiento no le saldrá más cara el agua del Consorcio, que ya utilizaba en un 35%. Le cobraremos lo que le costaba mantenerlo. Pero si cambiaremos su modo de gestión. Queremos que a futuro sea una garantía global del sistema general.

- El embalse no está conectado a la red mancomunada.

- No. Desemboca en el depósito de Elejabarri, a más de 20 kilómetros de distancia, y sólo atiende a Bilbao. Pero a mitad de camino, en Zalla, está la potabilizadora de Sollano. Desde allí vamos a unirlo con la malla del Consorcio. Ya hemos construido la mitad, hasta Galdames, y en 2020 ó 2021 estará todo el enlace. Entonces incluso un vecino de Plentzia podrá beber agua almacenada en Ordunte. Y haremos una gestión unificada con la planta de tratamiento de Venta Alta. Lo aprovecharemos como alternativa.

La clave

Contaminación.
«Aguas arriba, el Nervión cruza una zona que es un territorio sin ley, al que ahora se dará solución»

- ¿Funcionará como el gran aljibe de Bizkaia?

- Esos términos podrían herir sensibilidades. Su capacidad es la que es -22 hectómetros cúbicos-, pero hacer un nuevo embalse en Bizkaia se antoja complicado. Por eso vamos a fijar un nivel del que no podrá bajar nunca y así podremos coger agua en momentos críticos como puede ser el verano.

Bombeo del río Cadagua

- ¿Son necesarias tantas precauciones ante el riesgo de sequía en una provincia donde no deja de llover?

- Ya ocurrió en los ochenta. Ahora tenemos todos los depósitos llenos, y eso nos permite pensar mejoras como esta con tranquilidad. La unión a la red de Ordunte permitirá, además, bombear agua desde el río Cadagua, uno de los más caudalosos de Bizkaia y que ahora tampoco se encuentra conectado. Y luego está la estación para coger agua potable del río Nervión en Etxebarri, a falta de unos transformadores, que podría estar operativa en primavera...

- El otro gran reto del Consorcio es el saneamiento de los ríos y los vertidos incontrolados al Nervión en las localidades alavesas de Amurrio y Llodio no ayudan mucho...

- Este río tiene una situación peculiar. Entra en Bizkaia por Orduña, municipio consorciado que es como una isla con sus propios sistemas de abastecimiento y saneamiento financiados por la Diputación. No echa casi nada al cauce. Pero a partir de ahí entras en un territorio sin ley hasta Arrankudiaga. Amurrio y Llodio son núcleos potentes y sus vecinos e industrias vierten de manera casi libre. Hace 30 años que se habla de adoptar soluciones por parte del Gobierno central. Parece que ahora por fin puede ser la definitiva: dos depuradoras y los correspondientes colectores.

- ¿Esa obra ayudará a eliminar episodios contaminantes en la ría como el de la prueba de triatlón del pasado mayo?

- Cuanto más limpia baje la ría aguas arriba, mejor. Eso es evidente, pero lo que pasa es que su influencia es pequeña aquí abajo. Cuanto más alejado está el foco de vertido, menos te afecta. La naturaleza es sabia y el río se autoregenera en parte.

- ¿Podría darse en Bizkaia un caso de gastroenteritis por beber agua como el que se produjo en Usurbil en noviembre?

- Como el de la localidad guipuzcoana, tajantemente no. Aquí el Consorcio gestiona las redes de agua primaria de todos sus municipios. Ninguno potabiliza por su cuenta arroyos propios como fue ese caso. Ahora bien, otra cosa es que se produzca un fenómeno raro, a pesar de que hacemos analíticas y controles casi a diario. Tocamos madera.

- ¿Estarán algún día en el Consorcio todos los municipios de Bizkaia?

- Poder podemos. Pero está el que quiere. Somos ya 80 de 112 y nos mantenemos en contacto con Nabarniz, Carranza, Orozko... Resulta aconsejable la unión para tener solvencia económica y técnica, ya que permite hacer más cosas.

«Estamos diseñando proyectos que no veremos realizados en nuestra vida laboral»

Pedro Barreiro asume que la garantía de tener la ría limpia al cien por cien es casi imposible. «Cada actuación la dejará mejor, pero el saneamiento no acabará nunca», subraya. Así que, para ayudar a su joya más preciada -la depuradora de Galindo en Sestao-, el Consorcio ya diseña la construcción de un emisario submarino que desembocará en mar abierto, a tres kilómetros de Punta Lucero.

- Por lo que parece, hay Consorcio al menos para otros 50 años.

- Trabajo hay, y la planificación es continua. Ahora estamos diseñando proyectos que no veremos hechos en nuestra vida laboral.

- ¿Es viable horadar Sestao, Portugalete y Santurtzi para hacer el emisario submarino, un túnel del tamaño de las galerías del metro?

- Ya estamos negociando con otras instituciones su construcción. Eso sí, todavía lo tenemos en fase de anteproyecto. Para hacerlo realidad, puede que pasen 12 años todavía.

- ¿No es suficiente con la depuración que hace Galindo?

- Se trata de eliminar cualquier posible foco contaminante. El agua de Galindo sale ya depurada casi al cien por cien, pero ante cualquier problema... Además, por la desembocadura del Abra entran elementos contaminantes que, debido a las mareas, permanecen días en el cauce. Sin duda el emisario coronará su saneamiento. Y mejorará notablemente el estado de la playa de Las Arenas.

- ¿Cómo va el proyecto del tanque de tormentas de Galindo?

- Será el más grande de Bizkaia, 90.000 metros cúbicos, 15.000 más que el de Etxebarri. Es una obra costosa, la hemos sacado a licitación por 58,1 millones de euros y, si empezamos a fin de año, no estará concluida al menos hasta 2023. Pero ayudará a evitar al máximo los vertidos en episodios de lluvias. Y estará conectado a la depuradora, con lo que podremos usarlo como depósito cuando queramos hacer reparaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos