Condenan a dos años cárcel a un empleado ludópata por apropiarse de 140.000 euros de dos empresas vizcaínas

Una persona juega en una máquina tragaperras./Agencias
Una persona juega en una máquina tragaperras. / Agencias

Las compañías defraudadas son de Erandio y Sondika

ELCORREO.COM

Un hombre con ludopatía ha sido condenado a dos años de prisión por haberse apropiado en tres meses de unos 140.000 euros de dos empresas para las que trabajaba. La sentencia de la Audiencia de Bizkaia le impone además una multa de 1.500 euros y la obligación de indemnizar a las dos empresas perjudicadas con 142.747 euros, más los intereses.

El tribunal ha considerado probado que el condenado comenzó a trabajar en marzo de 2015 en una empresa ubicada en Erandio y en otra de Sondika. Desde enero y hasta abril de 2016, el individuo cargó a cuenta de esas mercantiles diversas cantidades que supuestamente debían servir para la compra de repuestos, si bien en realidad se las iba incorporando a su propio patrimonio.

La resolución ha considerado que el condenado, que fue despedido en mayo de 2016, se apoderó de esas cantidades con ánimo de enriquecimiento ilícito y ha destacado que no devolvió ni un euro hasta la fecha de la sentencia.

La Sala ha considerado, como lo había reflejado la Fiscalía, el trastorno de ludopatía como atenuante cualificada y no como eximente incompleta, según pedía la defensa. El tribunal, si bien las pruebas y los informes de los peritos han demostrado la ludopatía y su incidencia en el acusado, «carecemos de elementos rotundos que permitan afirmar que el destino del producto del delito haya sido, exclusivamente, la obtención de recursos para el juego», han indicado los miembros del tribunal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos