Compra un piso para minusválidos y no puede pasear «porque la calle está sin urbanizar»

Goyi Martín, en el exterior de los bloques donde reside./L. P.
Goyi Martín, en el exterior de los bloques donde reside. / L. P.

Una vecina de Basauri, de 77 años, denuncia los problemas de movilidad en una zona de vivienda pública en San Miguel, cuyos accesos se encuentran sin completar

LEIRE PÉREZ

Goyi Martín, de 77 años, siempre ha residido en el barrio de San Miguel, en Basauri. Los achaques de la edad los acentúa en su caso una deficiencia renal que la obliga a desplazarse con muletas. Lleva encima «veintidós operaciones, un infarto y cuatro trasplantes de riñón», asegura. Pensó que invertir los ahorros de toda su vida para cambiar su vieja vivienda, sin ascensor, por un piso nuevo de casi cien metros cuadrados en una promoción de precio protegido iba a ser un lujo. «Mejoraría mi movilidad», creía entonces, hace año y medio. «Así me lo vendieron», recuerda.

Sin embargo, lleva desde entonces «en peores condiciones» que en su antigua casa. «Compré un piso para minusválidos y no puedo salir a la calle porque el entorno está sin urbanizar año y medio después. Ahora me cuesta más andar por la calle que antes», lamenta.

La cifra

2,2
millones de euros ha invertido el Ayuntamiento de Basauri en la urbanización del entorno de San Miguel Oeste, aunque no está completa. El Consistorio confía en comenzar en breve una segunda fase de mejoras.

Si en su anterior hogar se enfrentaba con decenas de escaleras dentro del inmueble, hoy en día ha ganado en ese aspecto. Pero alrededor del bloque en el que reside, en la calle Ramón Kareaga, convive con otras tantas escaleras, maleza y calles sin terminar. La crisis, con la consiguiente falta de interesados en adquirir una vivienda, dejó a medio construir el sector conocido como San Miguel Oeste. Únicamente se han edificado en régimen de cooperativa tres bloques de viviendas en la parte más alta del solar. El resto, otros cinco edificios, tres de ellos protegidos y dos libres, están a expensas de encontrar futuros compradores, pero de momento las zarzas se han apoderado del lugar.

El entorno no está culminado a pesar de que el Ayuntamiento afirma que ha invertido «más de 2,2 millones de euros». Prueba de ello es el camino que sube al cementerio. «Falta que echen el asfalto y han dejado las alcantarillas sin terminar, altas», explica el hijo de Goyi Marín, José Andrés Reinares. «Es el único camino que tiene mi madre para ir a coger el autobús, porque en el otro lado de la manzana la cuesta es más empinada. Sin embargo, aquí en el lado próximo a las casas no hay acera, y tampoco un paso de cebra», denuncia.

«Me vendieron que iba a mejorar mi movilidad y ahora estoy peor que en mi antiguo domicilio» Perjuicio

A escasos metros de su casa está previsto construir un ascensor, precisamente para dar servicio a las personas que adquirieron los dos pisos destinados a inquilinos con minusvalía, pero no hay plazo para la instalación. «Tampoco han puesto todavía ni siquiera un banco. Si un día salgo, cuando llego estoy sofocada. En un par de ocasiones incluso he vomitado del esfuerzo», asegura.

Portavoces municipales explican que el Ayuntamiento es «un propietario más de los varios titulares del terreno, incluso minoritario, y los costes de urbanización se tienen que asumir entre todos los propietarios con su correspondiente derrama». Aún así, desde el Consistorio puntualizan que, «con el objeto de acelerar el avance del ámbito residencial», la propia institución municipal «ha cargado y lo sigue haciendo con la parte de urbanización que les corresponde a otros propietarios que no pueden afrontar la inversión».

Nueva zona verde

De los 2,2 millones hasta la fecha invertidos, el equipo municipal detalla que «un millón corresponde a adelantos». «Acabamos de vender una parcela y con esos ingresos empezará una segunda fase de la urbanización en la que se acondicionará la calle de la que se queja la vecina. Se instalará mobiliario, una zona verde y se estudia construir una nueva escalera para que el acceso no sea únicamente por las rampas», comentan las mismas fuentes municipales.

Aunque en un primer momento, hasta la finalización de los trabajos en toda la zona, no estaba previsto poner en marcha el ascensor, el Ayuntamiento va a «estudiar otras opciones para poder construirlo antes», anuncia.

Temas

Basauri

Fotos

Vídeos