Las máquinas de la OTA de Bilbao comienzan a fallar en el primer día de la huelga indefinida

Un parquímetros en Campo Volantín con una pegatina a favor de la huelga. / Luis Calabor

Piden la readmisión de siete operarios acusados de «no cumplir con sus obligaciones laborales» y aprovechar sus horas de trabajo para ver el Tour

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Primer día de la huelga indefinida de la OTA en Bilbao y los parquímetros ya muestran los primeros fallos. Problemas de impresión por falta de papel, máquinas inoperativas o inaccesibles por pegatinas a favor de la movilización que impiden ver la pantalla. Según los huelgistas, 80 de los 500 aparatos instalados -para 15.000 plazas de aparcamientos- están generando problemas. «Irán poco a poco cayendo», ha vaticinado el presidente del comité de empresa, Javier Escobar, que asegura que las baterías solo aguantarán durante tres o cuatro días.

Según Escobar esto no supondrá un riesgo para el usuario, pues no van a dejar que «nadie ponga una multa»: «Los ciudadanos no tienen que ser los paganos de este conflicto».

El parón iniciado este martes ha sido secundado por la mayoría de los trabajadores que prestan el servicio en la capital vizcaína. Sus demanda, la negociación del convenio y la readmisión de siete empleados despedidos tras aprovechar sus horas de trabajo para ver el Tour, exigencia esta última que podría provocar la prolongación del conflicto.

Antes de la manifestación que los huelguistas han protagonizado por la mañana en el centro de Bilbao, el presidente del comité de empresa de la UTE Eysa-Cycasa, adjudicataria del servicio, ha advertido de dicha posibilidad: «Si la empresa no readmite a los trabajadores -opción que ha descartado la parte empresarial-, esto va a ser largo», ha avisado. «Los únicos responsables -ha agregado- van a ser la empresa y el Ayuntamiento de Bilbao por no querer mediar en el conflicto».

Solo diez trabajadores en su puesto

Según datos del comité de empresa -en el que ELA tiene tres delegados, UGT dos, Denok otros dos y LAB y USO uno, respectivamente-, la convocatoria está siendo «un éxito» y tratarán de convencer «pacíficamente» de que «hay que parar» a los compañeros que no han secundado el llamamiento. Únicamente unos diez trabajadores han acudido a su puesto de trabajo de una plantilla de 140 empleados. Según datos de la UTE responsable, un total de 25 trabajadores no han secundado la huelga de los 90 aproximadamente que a diario se encuentran operativos.

Fuentes de la empresa han indicado que por la mañana ha habido piquetes de huelguistas intentando evitar que los coches de supervisión salieran, pero no lo han conseguido.

El comité convocó la huelga tras el despido en diciembre de siete trabajadores de la OTA después de aplicarles un expediente disciplinario, una decisión que rompió la negociación del convenio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos