El comercio espera que el mal tiempo tire de la campaña de rebajas que arranca mañana

Clientas cargadas de bolsas con compras navideñas, una escena habitual estos días en las calles del centro./BORJA AGUDO
Clientas cargadas de bolsas con compras navideñas, una escena habitual estos días en las calles del centro. / BORJA AGUDO

Los negocios locales dejan atrás el periodo navideño satisfechos del nivel de consumo. «La recuperación es lenta, pero firme»

ALBERTO CASTILLA

La campaña de rebajas de enero es muy atractiva para el consumidor porque aprovecha para hacer acopio de prendas de mayor calidad y durabilidad. Sin embargo, no es un período fácil para el comerciante, porque sus ventas dependen en gran medida de la meteorología. Intentar quitarse stock y hacer caja en una temporada, la invernal, que para los vendedores supone un mayor coste que la de primavera, puede ser una quimera si las temperaturas no se corresponden con lo que se espera de la estación fría.

Jon Zarate, gerente de Bilbao Dendak, se muestra «ilusionado» con las previsiones. «En octubre, los sectores de la moda y el calzado padecieron los rigores de unas temperaturas demasiado cálidas para el otoño, pero a partir de noviembre el tiempo ha acompañado y la temporada navideña ha ido bien. Parece que este invierno la meteorología va a ser un aliado para el sector de la moda, el que tiene mayor nicho de mercado en el capítulo de consumo después de la alimentación. Por tanto, somos optimistas de cara al período de rebajas de enero». Los indicadores económicos muestran que la salida de la crisis es una realidad, «con una recuperación lenta pero firme. No vemos picos, sigue su curso a velocidad de crucero», sostiene Zarate.

En la misma línea se pronuncia Jorge Aio, gerente de la Asociación de Comerciantes BilbaoCentro. «El sector servicios es el primero que de alguna forma sufre la crisis, pero también es el último que sale de ella». La economía muestra brotes verdes, pero «no tanto el poder adquisitivo del ciudadano de a pie. Todavía no percibimos esa euforia en el comercio, a pesar de que venimos de una temporada, como la navideña, que siempre responde».

Las rebajas de este año «ya no van a generar esas grandes colas porque empiezan un lunes y, además, no duran tanto como las de hace años». En cualquier caso, Aio ve el futuro con optimismo. «La ciudad está muy fuerte y queremos servirnos de esa potencia para consolidar Bilbao como plaza de referencia en lo turístico. Estamos trabajando para que el comercio vizcaíno se beneficie de ese tirón que trae consigo la marca Bilbao».

«Iniciativa exitosa»

El viernes finalizó la campaña ‘Bono Comercio 10+’ que el departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno vasco lanzó el pasado 12 de diciembre para incentivar las compras en el pequeño comercio. «La iniciativa ha sido exitosa, creo que se han cumplido los objetivos, ya que ha supuesto una inyección para las ventas. El gasto de los cupones ha sido paulatino, pero se ha llegado incluso a una tercera fase de peticiones por parte de los comerciantes». Los bonos, que costaban veinte euros, permitían a los usuarios hacer compras por valor de treinta en los establecimientos adheridos a la campaña.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos