«Tengo el coche que buscaba por 2.000 euros menos»

Espectacular panorámica del salón, repleto de turismos seminuevos, procedentes de flotas, renting o kilómetro 0./Borja Agudo
Espectacular panorámica del salón, repleto de turismos seminuevos, procedentes de flotas, renting o kilómetro 0. / Borja Agudo

El BEC acogió hasta el domingo la VII Feria de Vehículos de Ocasión, que oferta suculentos descuentos y mantiene la línea de ventas del año pasado

SILVIA OSORIO

Antonio Cuenca, vecino de Sestao, acudió este sábado al BEC a tiro fijo. Días antes había fichado su nuevo automóvil en un concesionario del Grupo Meuri, pero decidió esperar a la VII Feria de Vehículos de Ocasión para conseguir un precio más económico. «El mío ya estaba viejillo y necesitaba uno. Éste tiene solo 20.000 kilómetros. Parece nuevo», señalaba nada más cerrar la compra de un Opel Zafira por un coste final de 14.500 euros. «Me he ahorrado más de 2.000, me voy contento con la compra».

El recinto ferial de Ansio fue durante este fin de semana un inmenso parking gratuito en el que hacerse con un coche de segunda mano. Un paraíso de oportunidades con más de 1.800 turismos seminuevos, de gerencia, procedente de flotas, de renting o de kilómetro cero, revisados y garantizados por empresas, con pocos años y por mucho menos de lo que costarían nuevos.

El evento, que organizan EL CORREO y el Bilbao Exhibition Centre, con el patrocinio de Kutxabank, congregó este sábado a numerosos visitantes. El mayor escaparate del vehículo de ocasión en la cornisa cantábrica recibió el año pasado más de 28.000 personas y tuvo un volumen de ventas directas de más de 700 automóviles. En esta edición, las ventas van en la línea de 2017. A mediodía de este sábado se habían despachado ya 350 unidades desde que abrió sus puertas el jueves.

Entre las preferencias del público destaca la búsqueda de híbridos.
Entre las preferencias del público destaca la búsqueda de híbridos.

AL DETALLE

96.000
euros es el precio del coche más caro puesto a la venta: un Maserati Ghibli. El ahorro estimado es de 20.000 euros.
Concesionarios.
34 empresas participan en el salón, que cuenta con 18.000 metros cuadrados expositivos, un 11% más que en 2017.

Clientes como Antonio se marcharon entusiasmados por poner las manos sobre un volante impecable. Tal y como explicó Jesús González, gerente del Grupo Meuri, la venta de un coche «es muy emocional». «Toca el coche, lo ve, ese olor a nuevo... El cliente sabe que es ese coche», aseguró. La mayoría de las operaciones se cierran con compradores que tienen una idea preconcebida. Oscar Sánchez, responsable de Lexus Bilbao, vendió un NX300 de 35.000 euros a un vecino de Burgos en solo «cinco minutos». «A primera hora ya estaba aquí».

Entre las preferencias de los clientes, destacó la búsqueda de híbridos. «Tienen mucho tirón. La gente se empieza a concienciar», explicó el experto del sector. Y cómo no, los descuentos suculentos. Como el de un BMW con un ahorro de casi 13.000 euros, que se llevó muchas miradas. «Me encanta este modelo y es una oportunidad, pero lo tengo que pensar, que la cartera echa humo», reflexionaba Miren Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos