Coca Cola rueda un anuncio en el metro de Bilbao

Técnicos preparan la estación para el rodaje del anuncio./EC
Técnicos preparan la estación para el rodaje del anuncio. / EC

Más de un centenar de profesionales tomaron la estación de Basauri y el taller de Ariz para dar forma al próximo ‘spot’ de la marca de refrescos dirigido a 740 millones de europeos

JOSU GARCÍA

Espaldarazo a la proyección internacional del metro de Bilbao. La multinacional Coca Cola ha rodado esta semana en la estación de Basauri y en los talleres de Ariz su próximo anuncio para toda Europa. El ‘spot’ comercial se exhibirá en los próximo meses en 50 países y se dirigirá a una audiencia potencial de 740 millones de personas. Los que presten atención a la pantalla podrán contemplar las instalaciones diseñadas por Norman Foster, que serán el escenario principal de la historia.

El contenido del anuncio es un secreto. No ha trascendido ni el argumento ni ningún otro detalle sobre un rodaje que se ha desarrollado en un ambiente de infranqueable hermetismo y confidencialidad. La firma de bebidas tomó los andenes de la terminal de Basauri y las cocheras de Ariz entre las 23.55 horas del lunes y las cinco de la mañana del martes. Un trabajo que se repitió en la pasada madrugada del miércoles, según ha podido saber ELCORREO. El equipo de grabación estuvo formado por un centenar de profesionales, entre cámaras, actores, figurantes, maquilladores y diversos técnicos de sonido e imagen.

El rodaje no interfirió ni en el servicio ni en las labores de mantenimiento y limpieza que suelen desarrollarse en horario nocturno en el ferrocarril subterráneo. La estación de Basauri fue transformada en un plató a medianoche. Los andenes se convirtieron en el punto de anclaje de las cámaras y en el escenario en el que actuaban los actores, mientras que en la mezzaninas se servía un catering. Los camerinos se habilitaron provisionalmente en los cuartos de los supervisores. A las cinco de la mañana, media hora antes del inicio del servicio de trenes, todo volvió a la normalidad. Ya no quedaba ni rastro del ajetreado rodaje.

El metro de Bilbao ha sido elegido como escenario del anuncio después de que Coca Cola hubiera estudiado hasta diez alternativas, entre ellas el metro de París o diversas instalaciones ferroviarias en Ucrania, Rusia o Alemania. Según fuentes cercanas al proyecto, los motivos que habrían movido a los promotores a quedarse con la capital vizcaína tienen que ver con la bella estética que Norman Foster imprimió al suburbano, así como su limpieza y su escasa exposición publicitaria (se han rodado pocos ‘spots’ en sus túneles). Por último, las mismas fuentes sostienen que los responsables de la compañía pública de transportes habrían mostrado su disposición a colaborar en el proyecto.

LAS CIFRAS

50
son los países donde se verá el ‘spot’ que la productora Landia y el director Agustín Alberdi han rodado en el metro.
10
horas ha durado el rodaje del anuncio, repartidas en dos días, desde la medianoche hasta las cinco de la mañana.

Cuatro días en la villa

La campaña publicitaria no sólo supondrá una promoción para Metro Bilbao sino que también representa un importante trampolín para la ciudad. La capital vizcaína ha acogido durante cuatro días a un equipo que ha estado liderado por el director argentino Agustín Alberdi. El guión es de la conocida agencia McCann y la labor de darle forma corresponde a la productora Landia.

Coca Cola no es un anunciante cualquiera. Invierte cientos de millones de dólares en publicidad cada año. Además, es una firma a la que le gusta llamar la atención de sus potenciales clientes en momentos muy destacados. Ha llegado a pagar 5 millones de dólares por un ‘spot’ en la Superbowl (final de la liga de fúbol americano). También invirtió 2 millones de euros en un anuncio en la gala de los Oscar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos