Los ciclistas piden arcenes más anchos o vías segregadas en las carreteras vizcaínas «más peligrosas»

Ciclistas circulan junto al castillo de Butrón.
Ciclistas circulan junto al castillo de Butrón. / E.C.

Consideran el tramo que une Galdakao y Durango por la N-634 como el más preocupante de Bizkaia

EUROPA PRESS

Los ciclistas vizcaínos han reclamado más separación con los vehículos a través de arcenes más anchos o vías segregadas en los puntos negros del territorio vizcaíno. En su opinión el ejemplo más claro es el tramo que une Galdakao y Durango por la N-634, el más »peligroso de toda Bizkaia.

Entre 2015 y el primer semestre de 2017 se produjeron en Bizkaia 24 accidentes con ciclistas implicados. Mientras que en 2016 la cifra total fue de diez accidentes en todo el año, solo en este primer semestre de 2017 se han contabilizado ocho accidentes en el Territorio, según datos de la Ertzaintza.

Javier Umaran, portavoz de la asociación Biziz Bizi, que cuenta con 200 miembros, ha mostrado su «preocupación» por estas cifras. «En Bizkaia existen muchos puntos negros, sobre todo en carreteras nacionales, que son muy transitadas por coches y vehículos pesados, y estaría bien contar en ellos con una mayor separación en el arcén respecto a los turismos, o vías segregadas, como sucede en Alemania, para poder circular más tranquilamente y evitar en la medida de lo posible el choque con un vehículo», ha manifestado.

También ha destacado como «punto más peligroso» en Bizkaia para los ciclistas el que une Galdakao con Durango a través de la N-634. «Se trata de un tramo donde hay mucho tráfico y los ciclistas apenas tenemos un arcén para rodar, por lo que es una vía muy peligrosa. El resto de carreteras vizcaínas son más tranquilas porque no hay tanto tráfico, aunque un gran número de arcenes no se cuidan y están sucios, o hay alcantarillas, por lo que se hace también peligroso circular por ahí en algunas de ellas», ha añadido.

Más bidegorris

A juicio del portavoz de Biziz Bizi, Bizkaia cuenta con «bastantes tramos» que exigen una mejora para la seguridad de los ciclistas, «especialmente en el arcén», y considera «necesario» la construcción de bidegorris que unan el Gran Bilbao con localidades de alrededor.

En ese sentido, consideraría una «gran noticia» la posible construcción de un carril-bici en la carretera de la ría (BI-711) entre Bilbao y el municipio de Getxo, y ha señalado que se trata de un proyecto que va en «la línea» de las reclamaciones de la asociación, «una vía que facilite a los ciclistas las condiciones para circular».

«Lo que pedimos es que, independientemente de la alternativa por la que se apueste, que se lleve a cabo garantizando las mayores condiciones de seguridad para los ciclistas y la menor problemática para ellos. Desconocemos la inversión final que podría suponer poner en marcha este bidegorri, pero sería invertir en seguridad, y consideramos que evitar una posible muerte en carretera es algo que no tiene precio», ha finalizado.

Temas

Bizkaia

Fotos

Vídeos