Más de 200 bailarines aspiran a 'Fama, a bailar' en Bilbao: «Vengo de Londres, ¡el baile es mi vida!»

Los aspirantes de 'Fama, a bailar' se toman una foto grupal en el casting en Bilbao. / Borja Agudo

Igor Yebra e Iker Karrera ejercen de jurado en la única prueba que el concurso llevará a cabo en el norte con candidatos venidos de todas partes del país; también del extranjero

Eider Burgos
EIDER BURGOS

Tania tiene 21 años y lleva dos en Londres. Con solo 19 marchó a las islas británicas, con el propósito de ampliar fronteras y seguir formándose en lo que ella considera su vida: el baile. Este lunes hizo cola en Bilbao, en el único casting que el renacido concurso 'Fama, a bailar' llevará a cabo en la zona norte del país. «Cómo no iba a venir, ¡el baile es mi vida! Ni siquiera he ido aún a ver a mi familia», comenta, mientras calienta con otros candidatos que cumplen ya más de dos horas de espera.

A las diez de la mañana se abrió el proceso de selección del renacido 'talent show', que congregó a más de 200 candidatos en la antigua fábrica de galletas Artiach, en la isla de Zorrozaurre. Muy jóvenes la mayoría, nerviosos pero con ganas de usar sus armas en forma de movimientos ante el jurado: el bilbaíno Igor Yebra, que será el director de la academia, el profesor hondarribitarra Iker Karrera y la directora de casting Marta Moure. «Buscamos a gente versátil, que esté dispuesta a abrirse a todos los estilos y que quiera aprender. Queremos que hoy lo den todo, que no se guarden nada», señala Yebra durante un descanso del casting. «Lo importante es que sobre todo disfruten de la prueba, que hagan aquello que saben hacer y no se metan en líos», aconseja Karrera. «He de añadir -señala Marta Moure- que están teniendo más mérito en Bilbao. No es lo mismo esperar con calor y sol que en un día que hace malísimo como hoy».

Laura, de 18 años, observa el número que le han asignado en la prueba.
Laura, de 18 años, observa el número que le han asignado en la prueba. / Borja Agudo

Bien lo saben los padres de algunos de los aspirantes, que esperan pacientes en la calle, resguardados con solo un paraguas y bien abrigados. Los primeros llegaron a las nueve de la mañana, aunque para algunos la odisea comenzó de madrugada. María trajo desde Zaragoza a su hija Blanca y a tres amigos. Salieron de casa a las seis, y si los chavales pasaron las primera pruebas les tocó estar hasta el final de la tarde.

- ¿No os quedaba otra ciudad más cerca?

- Era la única que les encajaba, porque en los otros casting tenían que trabajar.

Como muchos de los bailarines que hoy prueban suerte en el programa, Blanca ha de combinar su pasión por el baile con los estudios -ella estudia derecho, «dice que va a ser la primera jueza bailarina»- o con otros trabajos. Todos, coinciden, les gustaría hacer de esto su vida.

Leire, de 29 años, en esto tiene más suerte, miembro como es del grupo de 'cheerleaders' del Bilbao Basket. Lleva una década animando a las gradas de los hombres de negro, y aún así, está nerviosa: «Me pasa en los castings, me da miedo quedarme en blanco. Yo no quería presentarme, venía a acompañar a una alumna y a mi novio, y al final me han convencido». «En realidad ella sabía que iba a participar», se defiende entre risas su chico, Ethan, de 27, que también forma parte del equipo de 'cheerleaders' de Miribilla. Él está más calmado, acostumbrado a bailar break dance desde los 13 años ante multitudes de viandantes: «Soy un guindilla y he probado un montón de cosas, y el baile ha sido de lo único que no me he cansado».

De espaldas, Marta Moure, Igor Yebra e Iker Karrera observa a un grupo de aspirantes.
De espaldas, Marta Moure, Igor Yebra e Iker Karrera observa a un grupo de aspirantes. / Borja Agudo

40 finalistas

Superar el miedo a las multitudes es esencial, pues en la primera prueba ya han tenido que actuar delante de más de 200 personas, entre candidatos, jurado y equipo televisivo. Ya con cámaras y en grupos de doce, les mostraron sus dotes durante tres minutos y en estilo libre.

De esta primera criba, calcula la organización del concurso, no pasarán más de 30 candidatos. Los que pasaron, se lucieron ayer de forma individual y con una pieza propia de solo treinta segundos. El objetivo es que solo 40 elegidos entre los castings de todo el país alcancen la fase final, que se celebrará en Madrid. De ahí, solo 16 afortunados entrarán a la academia en marzo.

'Fama, a bailar' vuelve a la televisión de la mano del canal #0 de Movistar y estará presentado una vez más por Paula Vázquez. La escuela estará dirigida por el bilbaíno Igor Yebra y el claustro de profesores lo completarán Iker Karrera, Ruth Prim, Raymond Naval, Carla Cervantes y Sandra Egido. Quienes deseen probar suerte de nuevo, podrán intentarlo en Barcelona el próximo miércoles 21 de febrero o en Las Palmas el viernes 23.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos