La lluvia agua el Carnaval de Bilbao

Pese al mal tiempo, hubo disfraces de lo más originales /IGNACIO PÉREZ
Pese al mal tiempo, hubo disfraces de lo más originales / IGNACIO PÉREZ

Miles de personas se lanzan a la calle con espíritu festivo, pese a las bajas temperaturas y el fuerte aguacero

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Bilbao no es Río de Janeiro y tampoco la Gran Vía el sambódromo de Marqués de Sapucaí. Es más que evidente. El tiempo está aguando el arranque de los carnavales, pese a que miles de personas han desafiado las gélidas temperaturas e intentado calentar el ambiente. Le están poniendo todas las ganas posibles, pero la misión, por el momento, es tarea casi imposible.

Lo que no falta en el Carnaval de Bilbao es el buen humor y la reivindicación. Al ritmo de Village People y Boney M, la principal arteria se puebla por momentos de langostinos, ositos con metralletas sin ninguna mala intención y ángeles caídos del cielo con las mejores propuestas de amor, pero las nubes siguen empeñadas en arrojar sobre las calles de Bilbao el carnaval más desangelado de toda la historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos