Un café en el lienzo

Maika Onaindia, Natalia Gómez, Edurne Susilla y Ainhoa Serrano./SERGIO MARCOS
Maika Onaindia, Natalia Gómez, Edurne Susilla y Ainhoa Serrano. / SERGIO MARCOS

El pintor Jesús Susilla presenta una exposición de 41 retratos realizados con café en el Gran Hotel Puente Colgante de Portugalete

TXEMA SORIA

El café lo tomamos en el desayuno como si fuera un reconstituyente. Nos despierta, nos estimula, nos llena de energía para todo el día, tal y como aseguraban los anuncios publicitarios de antaño. Lo que a casi nadie se le había ocurrido es hacer arte con él. A Jesús Susilla Echevarría sí, y ayer presentó en el Gran Hotel Puente Colgante de Portugalete su resultado: la exposición ‘Retratos con café. Un café con mi padre.com’. La muestra está formada por 41 retratos de pequeño formato realizados con esta bebida, que se obtiene a partir de los granos tostados y molidos de los frutos de la planta llamada cafeto.

Jesús, cuyo trabajo profesional está vinculado el mundo de la automoción -es director de vehículo de ocasión del grupo Meuri-, se dedica a pintar desde que tiene uso de razón. Decidió hacer estos cuadros una tarde cuando su padre, Jesús Susilla Sanz, le planteó que le hiciera un retrato a su madre, Rosa María Echevarría. El artista, que en ese momento estaba apurando el contenido de una taza de café, hizo un primer esbozo con la cucharilla en un papel. Le gustó tanto la prueba que decidió hacer toda una serie completa de retratos. Utiliza, como si fuera una acuarela, el lápiz con té y café diluido en agua y realiza el trazo sobre papel arches de 300 gramos.

Al dibujo realizado con café, que en este caso funciona como si fuera una pigmentación, se le da un barniz de fijación una vez concluido. La muestra cuenta con 40 retratos, además del de su progenitora, de amigos, conocidos o personas anónimas. Uno de los personajes al que retrata en varias ocasiones es el artista getxotarra Eduardo Larrea, conocido en Algorta como Karolo el Divino, al que habitualmente encontraba en el Puerto Viejo.

A la inauguración asistieron Ricardo Campuzano, director del hotel portugalujo; el artista Justo San Felices, que tras una intervención quirúrgica ha vuelto a pintar; el escultor Jon Alberdi; el pintor José María Pinto; Luis Uriona, presidente del grupo Meuri; Etor Gorroño, director de Marketing del grupo de automoción; Carmen Suárez, Alain Fernández, Alejandra Sesé, Antón Cabo, Josu Abeytua, que fuera promotor del homenaje a Karolo cuando este falleció a finales del 2016; Rosa Susilla, Mikel Sesé y los hermanos Imanol y Margarita Fernández Sáinz de Vicuña.

Asimismo se acercaron Álvaro Rodríguez Larrauri, Eduardo Miguel, Irene Cansino -tiene el mismo apellido que Rita Hayworth (Margarita Cansino)-, Maika Onaindia, Natalia Gómez, del café Etxetxu de Algorta, recién reformado; Edurne Susilla, Ainhoa Serrano, Manuel Sánchez, Conchita Ruiz, Ricardo Arraiza, Enrique Larrarte, Marta Sánchez -no tiene nada que ver con la popular cantante-, Emiliano Sousa, Ana Sánchez, Ricardo Valencia y Pepa Alcala-Galiano. Estuvieron también Iván Olabarri, Cristina Chapa, Begoña Bilbao, Mirian Pérez, Belén Mancisidor, Ramón Soignier, Álvaro Soroa, Mercedes Urigüen y Javier Arístegui.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos