El buitre que chocó con un avión en Zamudio no entró en el núcleo del motor

El buitre que chocó con un avión en Zamudio no entró en el núcleo del motor
LUIS CALABOR

Fue destruido por la 'hélice' y no llegó a la zona de combustión, lo que habría provocado un incendio

Josu García
JOSU GARCÍA

El buitre que el pasado domingo chocó con un avión de pasajeros que se aproximaba a Loiu no llegó a penetrar en la caldera de combustión del motor del aparato. El ave de gran tamaño fue absorbida por la turbina izquierda, pero sus restos afectaron únicamente a la parte más exterior del propulsor, a la zona del 'fan' o ventilador, según ha podido saber este diario.

La colisión provocó una situación de alerta por parte del piloto, que, afortunadamente, aterrizó con normalidad con 180 pasajeros a bordo. No declaró una emergencia porque la carroñera no afectó al núcleo del motor. De haber entrado en la zona donde el combustible explosiona, la turbina podría haberse incendiado o parado, lo que habría complicado mucho más las cosas. El avión permanece aún en Loiu, en fase de reparación.

El incidente, que provocó una lluvia de pequeñas piezas sobre una zona habitada de Zamudio (también sin consecuencias), ha puesto el foco sobre la proliferación de buitres en el Txorierri. Varios expertos aseguran que, desde el cierre del vertedero de Igorre en 2014, se ha observado un desplazamiento de este animal hacia la zona de Mungia y Gernika.

El aeropuerto quiere abordar esta situación. Ayer, la Diputación aseguró conocer que la dirección de Loiu «está buscando soluciones». La Administración foral se ofreció «a reunirse y a actuar en la medida en la que nos lo permitan nuestras competencias», aunque también recordó que el buitre es «una especie protegida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos