Una bombona verde en el mar

El 'Oizmedi', ayer, durante los ensayos de trasvase de gas en el Puerto de Bilbao./Pedro Urresti
El 'Oizmedi', ayer, durante los ensayos de trasvase de gas en el Puerto de Bilbao. / Pedro Urresti

El Puerto acoge las primeras pruebas de un buque de suministro de gas natural licuado, más sostenible que el combustible tradicional

ENEKO PÉREZ

El Puerto de Bilbao fue testigo ayer de un hito sin precedentes en el arco Atlántico y Mediterráneo, al menos en lo que se refiere a tecnología en el ambito marítimo, abastecimiento de combustibles y defensa del medio ambiente. La terminal vizcaína se convirtió en el escenario de la primera prueba piloto de suministro de gas natural licuado -denominado GNL- de un barco a otro. Se trata de un combustible que resulta más limpio para un transporte marítimo muy dependiente de los derivados del petróleo. Para llevar a cabo esta operación, el buque ‘Oizmendi’ tuvo que ser adaptado durante más de siete meses de trabajo en una actuación que estuvo respaldada por Itsas Gas, la sociedad participada por el Ente Vasco de Energía, la Naviera Murueta y el Grupo Financiero Ibaizabal.

El acto de presentación, celebrado en el muelle AZ-2/AZ-3 de la ampliación del Puerto, estuvo presidido por Arantxa Tapia, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras y presidenta del EVE; Asier Atutxa, presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, e Iñigo Ansola, director general del EVE y presidente de Itsas Gas. El anfitrión de la cita, Atutxa, tomó la palabra en primer lugar para destacar que «hemos colaborado en la consecución de un éxito en el ámbito de la innovación y la competitividad. Desde el punto de vista de la sostenibilidad es también un paso trascendental».

La operación esta enmarcada dentro del proyecto CORE LNGas Hive de la Comisión Europea, cuyo objetivo principal es reducir el consumo del petróleo para el año 2030 en 790.000 toneladas, es decir, un 26% respecto al escenario actual. «Queremos ayudar en este proceso de descarbonización y lo vamos a hacer con un navío preparado para ello íntegramente en Euskadi, con el poder de nuestra industria», manifestó la máxima autoridad de Itsas Gas, quien también alabó el hecho de «poder generar nuevas oportunidades logísticas y de atracción de tráfico eficiente a las instalaciones portuarias».

Más proyectos

Por su parte, la consejera vasca de Desarrollo Económico remarcó que «ahora estamos en cabeza de lo que va a ser el futuro del mar. Tenemos una infraestructura preparada para ello y nos hemos convertido en un polo energético importante para luchar a favor de la sostenibilidad». Además, destacó que «si al mismo tiempo que realizamos la transición energética hacia unos combustibles más limpios somos capaces de generar economía alrededor de este proceso, estaremos consiguiendo un doble objetivo».

En este contexto, Euskadi liderará tres proyectos de implantación de GNL en el ámbito marítimo. Para ello, recibirá 4,85 millones de euros de parte de Bruselas, mientras que el resto de la inversión, otros cinco millones, correrá a cargo de Itsas Gas. Así, las demás actuaciones que quedan por acometer son la adaptación del pantalán de la regasificadora Bahía Bizkaia Gas para que los barcos de pequeño tamaño puedan cargar gas licuado desde esas instalaciones y, por último, la construcción y puesta en marcha de un remolcador de gas natural, que podría empezar a ser construido este mismo año.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos