Bomberos por un día

Bomberos por un día
LUIS ÁNGEL GÖMEZ

Los niños hospitalizados en Basurto reciben la tradicional visita de un grupo de efectivos del cuerpo bilbaíno

ALBERTO CASTILLA

Una docena de bomberos se han acercado esta mañana al pabellón San Pelayo del Hospital de Basurto, donde se encuentra el área de Pediatría. Los profesionales, completamente equipados, han acudido al recinto con vehículos oficiales, y han accedido al edificio por la ventana de la ciberaula, utilizando una escala como si de una emergencia se tratase. Todavía con la sorpresa reflejada en la cara, los pequeños han recibido como obsequio un casco y cuadernos educativos sobre la prevención.

Ya en la sala de juegos, los niños han podido disfrutar de la actuación de un payaso que ha contado con la colaboración de varios bomberos para escenificar temas relacionados con el fuego y la prevención; posteriormente, han realizado una presentación de las herramientas que suelen utilizar en su labor cotidiana. Por último, han visitado las habitaciones de aquellos niños que no podían salir debido a su enfermedad.

A algunos de estos jóvenes pacientes, como Unai Pérez, de cinco años, sí que les gustaría ser bomberos. Por el contrario, Ander Mendoza, de once, que ingresó por apendicitis, tiene muy claro su futuro: «yo quiero ser ingeniero». Su padre, Javier, todavía se recupera «del susto que nos llevamos», y se muestra feliz porque «Ander recibe mañana el alta y pasaremos las fiestas en casa».

Esta visita, que ha tenido una duración de casi hora y media, se enmarca dentro del calendario de actos previstos por la OSI Bilbao Basurto para hacer más llevadera la estancia de los pequeños ingresados en el hospital en estas fechas tan señaladas. Al acto han acudido Tomás del Hierro, concejal de Seguridad Ciudadana; Andoni Oleagordia, director de Protección civil y Emergencias; y Santiago Iglesias, presidente de la Asociación Deportiva y Cultural de Bomberos.

Cartas a Olentzero, Papá Noel y los Reyes Magos

La oficina postal de Navidad , situada en la Plaza del Arriaga hasta el próximo 5 de enero, se ha trasladado esta mañana hasta el Hospital de Basurto para que todos los niños ingresados puedan mandar sus cartas a Olentzero, Papá Noel o los Reyes Magos. Unos divertidos carteros han sido los encargados de recoger las misivas en las habitaciones del centro médico y ponerles el sello. A cada pequeño se le ha entregado un certificado oficial de envío y un obsequio como recuerdo.

Esta iniciativa forma parte de Gabolak, el proyecto de ambientación navideña que Tecuni ofrece a los bilbaínos. «Acercar la oficina postal a los niños del Hospital de Basurto es una manera de trasladarles la magia de la Navidad», destacó Tamara Yagüe, directora general de la entidad. «Nuestra mayor recompensa es la satisfacción de las personas, sean mayores o pequeñas», subrayó.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos