Bizkaia reclama a Gipuzkoa un canon por almacenar sus basuras en Mallabia

Vista del vertedero de Mallabia./Ignacio Pérez
Vista del vertedero de Mallabia. / Ignacio Pérez

La provincia vecina tendría también que pagar para que las 120.000 toneladas previstas sean tratadas antes en la incineradora de Zabalgarbi

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Finalmente Bizkaia podría ser el destino final de las basuras de Gipuzkoa y solucionar así el grave problema que tiene la provincia vecina para deshacerse de las 120.000 toneladas de residuos que calcula su diputación que, hasta que no inaugure una incineradora propia en octubre de 2019, no podrá absorber su vertedero de Mutiloa. Según ha podido saber este periódico de fuentes de toda solvencia, la institución foral vizcaína enviará al Consorcio de Residuos de Gipuzkoa una propuesta en la que le ofrece cobrarle un canon y el coste del servicio por quemar esos restos en Zabalgarbi. Sólo entonces podría llevar el resultante al depósito de inertes industriales de Betearte, en Mallabia, una vez que el Gobierno vasco comunicase el pasado viernes a sus propietarios que tienen la autorización para albergar también residuos sólidos urbanos.

Esta alternativa permitiría a la Diputación encontrar una salida al quebradero de cabeza que ha supuesto que el vertedero vizcaíno haya sido el único que se ha presentado al concurso público presentado por la institución foral guipuzcoana y que opta a llevarse 7,9 millones de euros por el traslado y almacenaje de la basura. Se daría respuesta al problema de gestión de residuos del territorio vecino, sin suponer «un perjuicio para Bizkaia», inmersa desde 2005 en un plan integral que establece el objetivo de «vertido crudo cero».

La alternativa pasa por condicionar la llegada de todas esas toneladas de basura a que antes se deriven por la incineradora ubicada en las laderas del monte Arraiz. La sociedad foral Gipuzkoako Hondakinen Kudeaketa, al margen del acuerdo económico con el vertedero de Mallabia, debería pagar el coste que suponga ese tratamiento para Zabalgarbi, además de «una cantidad preestablecida para compensar el exceso de depósito de residuo en vertedero» en Bizkaia. Esas cantidades serían, según las mismas fuentes, todavía objetivo de negociación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos