Bizkaia pide perdón a las «brujas» condenadas a prisión en el siglo XVII

'No hubo remedio', obra de Francisco de Goya./
'No hubo remedio', obra de Francisco de Goya.

Fueron castigadas por los representantes de los municipios de la comarca y de las Juntas a penas de prisión más duras que las pedidas por los propios inquisidores desplazados desde Madrid y Logroño

ELCORREO.COM

La presidenta del parlamento foral de Bizkaia, Ana Otadui, y los ayuntamientos de la comarca del Duranguesado han pedido perdón este sábado a las mujeres que en 1617 fueron condenadas a prisión acusadas de brujería.

Las mujeres fueron condenadas por los representantes de los municipios de la comarca y de las Juntas (el parlamento foral provincial) a penas de prisión más duras que las pedidas por los propios inquisidores desplazados desde Madrid y Logroño.

Otadui ha reivindicado, según una nota de las Juntas de Bizkaia, el «legado de inconformismo y su grito de libertad» de aquellas acusadas de brujería, y ha apostado por «dar pasos hacia una más efectiva y real igualdad entre hombres y mujeres que termine de una vez por todas con la violencia contra las mujeres», además de reafirmar el compromiso de las Juntas Generales de «visibilizar a las mujeres en la historia de nuestra Bizkaia».

La presidenta del parlamento foral y alcaldes y concejales de los ayuntamientos del Duranguesado han suscrito un manifiesto en el que, además de pedir perdón a los descendientes de aquellas mujeres por el daño producido a causa de las decisiones tomadas por las autoridades hace 400 años, se han comprometido a que sus instituciones condenarán todas aquellas acciones que vayan en contra de la igualdad de hombres y mujeres y de la libertad de pensamiento, conciencia y creencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos