El temporal azota el interior de Bizkaia con más nieve y frío

La nieve cubre La Arboleda. /Fernando Gómez
La nieve cubre La Arboleda. / Fernando Gómez

La nieve ha obligado a los bomberos a utilizar las quitanieves en localidades como Markina y Orozco, mientras en la costa ha dejado cortada la carretera que une Armintza y Bakio

JOSÉ DOMÍNGUEZ

Bizkaia ya está sumida de lleno en el peor temporal de un invierno marcado por la incesante sucesión de de frentes gélidos y cargados de agua -hace casi siete décadas que no llueve tanto en la provincia-. Los meteorólogos advierten de que las próximas horas pueden ser críticas, con la intensificación de los chubascos y nevadas, incluso a nivel del mar, y el descenso del mercurio. La nieve cubre las cumbres y buena parte del interior del territorio: los bomberos han tenido que intervenir a lo largo de la mañana con palas quitanieves en carreteras comarcales de puntos como Orozko y Markina. También se ha visto algo de aguanieve a primeras horas en algunas zonas de la capital vizcaína como Otxarkoaga.

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno vasco ha activado de madrugada la alerta naranja ante el riesgo de nevadas en la cota 100-300 metros, una situación que se prolongará hasta el mediodía de este jueves. Eso no quiere decir que deje nevar: este viernes volverá a activarse un aviso, en este caso de nivel amarillo, por nevadas que podrían caer a los 200 metros en la tarde-noche.

El mal tiempo causa desprendimientos y deja cortada la carretera que une Armintza y Bakio

El mal tiempo ha dejado constancia en las carreteras vizcaínas este miércoles. De momento, hay tres vías secundarias afectadas. Los desprendimientos más graves se han producido en la BI-3152 que enlaza Armintza y Bakio. La carretera permanece cortada en el punto kilométrico 40 a la espera de realizar los trabajos pertinentes para rehabilitar la vía, indica la información facilitada en la web de Bizkaimove.

También dos puntos diferentes de la BI-3438 permanecen con un carril cortado por desprendimientos en el kilómetro 66 y 59 en la vía que une Lekeitio con Ondarroa. Por último, otro carril se encuentra afectado con severidad en Barinaga, en el km 56 de la BI-3950 que comunica Etxebarria y San Sebastián.

El frío también se ha intensificado en las últimas horas y lo hará aún más en las siguientes, con otra alerta amarilla entre las 21.00 y las 10.00 horas de la mañana del viernes en todo el territorio con mínimas de 0 grados en la costa y hasta 4 bajo cero en el interior. El propio Ejecutivo autonómico, que no ha previsto el cierre de ningún colegio, pide a la población extremar las precauciones y la Diputación y los principales ayuntamientos han activado planes invernales para garantizar la circulación y evitar que los ‘sin techo’ pasen la noche a la intemperie.

Tras la reunión de coordinación de los servicios de emergencia que ayer por la mañana analizó los riesgos del temporal, la institución foral decidió aumentar de 26 a 33 los quitanieves desplegados en el territorio. «Tenemos un total de 76 máquinas, con lo que podríamos sacar las que fuesen necesarias en caso de que la cosa se complique», adelantaron sus responsables. Su plan invernal se completa con 381 operarios disponibles y 9.725 toneladas de sal para eliminar el hielo de las calzadas. Su labor arrancará ya de madrugada en los puntos altos «donde va nevar seguro, y luego se tratará de actuar sobre la marcha en función de lo que baje la nieve y de los problemas que se generen».

El Ayuntamiento de Bilbao ha montado otro dispositivo especial con otros 27 vehículos, entre los que destacan cinco camiones con cuchillas para raspar el asfalto en caso de que la nieve o el hielo generen problemas, «sobre todo en los barrios altos». Los vehículos están preparados para esparcir 200 toneladas de sal. El objetivo es garantizar las condiciones de uso de los principales viales y puentes de la ciudad, así como el acceso a mercados y centros educativos. Además, la Policía Municipal ha pedido colaboración a la ciudadanía para avisar si ven a personas ‘sin techo’ pernoctando en la calle para llevarlas a a albergues municipales.

A partir de mediodía se espera que el termómetro oscile entre 0 y -2 grados en el litoral y el interior

En el Ayuntamiento de Barakaldo también todos los servicios municipales están en estado de alerta para atender cualquier incidencia. Y las propias brigadas de acción inmediata se encargarán de esparcir la sal donde sea necesario, «como ocurre en El Regato, cuyos viales se hielan con frecuencia».

Heladas generalizadas

El responsable meteorológico de la agencia vasca Euskalmet, José Antonio Aranda, confía en que las heladas no generen excesivos problemas en el conjunto del Gran Bilbao y en la capital en particular. «Es una zona muy protegida al ubicarse en pleno valle del Nervión», remarcó.

Por la misma razón, tampoco cree que la nieve sea muy abundante en sus calles. Si que puede estar más presente en otros puntos del litoral, «aunque es poco probable que cuaje». Todo dependerá, del número de chubascos tormentosos que se produzcan, «que se esperan cortos pero muy intensos».

Más información

La situación se complicará todavía más por la noche «porque los modelos predictivos están cambiando continuamente y hay mucha incertidumbre». Los peores escenarios apuntan a la caída de nieve abundante de madrugada y hasta el mediodía de mañana, cuando está previsto desactivar la alerta naranja. Aranda apuntó que ya por la tarde la situación mejorará y la cota de nieve remontará hasta por encima de los 600 metros, si bien «existe la posibilidad de que a la noche despeje y se generalicen las heladas y los problemas».

La responsable de la Agencia Estatal de Meteorología en el País Vasco, Margarita Martín, adelantó que la tibia mejora de temperatura del viernes se truncará de nuevo esa misma noche con la entrada de otro frente de frío ártico. «Producirá más chubascos en la costa, que a 400 metros serán de nieve y que remitirán algo el sábado a la tarde y el domingo», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos