Bilbobus estrenará 247 marquesinas firmadas por un arquitecto de fama mundial

Las marquesinas actuales fueron colocadas hace tres décadas./JORDI ALEMANY
Las marquesinas actuales fueron colocadas hace tres décadas. / JORDI ALEMANY

El Área de Movilidad quiere convertirlas en iconos de la villa y llevar el diseño del nuevo Bilbao a todos los barrios. La adjudicataria invertirá al menos 14 millones

EVA MOLANO

El Área de Movilidad y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Bilbao sacó ayer a concurso uno de los contratos más importantes del mandato. Se trata de la renovación integral de todas las marquesinas de Bilbobus y su gestión, que incluye el equipamiento instalado en las paradas del transporte colectivo, como los postes informativos y los relojes-termómetro que hay en la ciudad. Las paradas, que datan de hace más de 30 años, habían envejecido viendo crecer los hitos arquitectónicos que jalonan la villa.

El Delegado de Movilidad y Sostenibilidad, el teniente de alcalde socialista Alfonso Gil, pretende que su diseño esté a la altura de los 'fosteritos' de Metro Bilbao y que se conviertan en iconos de la villa. Así, el diseño de las mismas, además de su dotación tecnológica, cobrará una vital importancia en la valoración de las ofertas: la idea es que un arquitecto de prestigio internacional ponga su sello a estos elementos tan característicos del mobiliario urbano. El propio Norman Foster creó para la empresa Decaux algunas marquesinas de Barcelona hace ya dos décadas.

Las condiciones

31,3
millones es la cantidad que puede llegar a ingresar en publicidad la adjudicataria del contrato, que gestionará hasta 2033 los elementos de mobiliario urbano. A cambio, deberá invertir al menos 14 millones (sin IVA) en quince años.
Tecnología puntera
Las marquesinas tendrán un punto wifi, ofrecerán datos de hora y temperatura a tiempo real, horarios e incidencias. A la izquierda, una marquesina diseñada por Norman Foster.

En la actualidad, el servicio municipal cuenta con 517 paradas y 243 marquesinas. De ellas, solo 141 disponen del poste informativo que alerta sobre el tiempo de espera para la llegada de las siguientes unidades. Ahora, la pantalla se colocará en el interior de todas ellas y los módulos publicitarios podrán ser pantallas interactivas que ocupen todo el lateral de la estructura. La concesión será de quince años y, a cambio, la adjudicataria obtendrá los ingresos por la inserción de publicidad.

El Ayuntamiento ha cifrado en 31,3 millones, sin IVA, los ingresos que obtendrá la firma hasta 2033. En todo caso, el importe de inversión total que deberá realizar el concesionario a lo largo de este tiempo será de al menos 13,3 millones, de los que al menos 9 deberá desembolsar este mismo año para adquirir el equipamiento. Además, deberá ingresar 715.000 euros para instalar otros elementos que el Ayuntamiento considere necesarios, una cantidad que las licitantes pueden mejorar. También deberán asumir la gestión de este mobiliario urbano.

El diseño de todos los elementos –marquesinas, paneles, relojes, termómetros y aseos para los conductores con inodoro y lavabo, otra novedad del pliego– deberá ser coordinado. Las marquesinas, cada una de ellas valoradas en un mínimo de 11.000 euros, estarán cerradas por tres de sus lados, serán accesibles para los discapacitados y dotadas de la última tecnología. El usuario recibirá información a tiempo real de los horarios de los autobuses y de otras incidencias. El Ayuntamiento también se reserva el derecho de emitir mensajes de interés municipal en ellas.

De al menos ocho metros cuadrados, las marquesinas también tendrán wifi. Su concepción permitirá en el futuro la instalacion de cámaras mimetizadas en la estructura, con vidrios de seguridad. La cubierta será translúcida y contará con luces Led. Las paradas carecerán de aristas y los materiales utilizados serán antivandálicos y antigraffiti.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos