Bilbao refuerza el alojamiento para personas sin hogar ante la ola de frío

Un 'sintecho' duerme a la intemperie en Bilbao./Luis Calabor
Un 'sintecho' duerme a la intemperie en Bilbao. / Luis Calabor

Aumenta en 38 las plazas disponibles ante «las bajas temperaturas previstas»

ALBERTO CASTILLA

El Ayuntamiento de Bilbao ha reforzado desde anoche el dispositivo invernal de alojamiento para personas sin hogar debido a las bajas temperaturas previstas para estos días. El Consistorio ofrece habitualmente 348 plazas a los usuarios de este servicio que trata de combatir la exclusión social. Mientras se mantenga la situación meteorológica adversa, las vacantes disponibles aumentan en ocho en el centro Claret, situado en la plaza Corazón de María, y en treinta en el albergue de Altamira, en el barrio del mismo nombre, y se dejará abierta la posibilidad de abrir nuevos emplazamientos en caso de que aumente la demanda.

Bilbao cuenta durante todo el año con una red de centros nocturnos de acogida, que disponen de 230 plazas para personas sin techo, distribuidas entre los albergues de Elexabarri y Uribitarte, los centros de noche Lagun Artean y Hontza, y la residencia Lurberri Etxea, que está bajo los auspicios de Cáritas. En el período invernal, de noviembre a abril, el número de plazas aumenta en ochenta repartidas entre el albergue de Altamira, el centro Claret y el de General Concha, gestionado por la Cruz Roja. Ayer, en torno a las 20.00 horas, era posible constatar una afluencia importante de personas a algunas de estas instalaciones a medida que arreciaban las bajas temperaturas.

Sin requisitos de acceso

A diferencia de lo que ocurre en condiciones normales, el Consistorio no exige requisitos de acceso a los alojamientos cuando se dan situaciones de frío extremo. De igual manera tampoco se tramitan bajas y las estancias en los albergues se prorrogan automáticamente. El área de Acción Social es la encargada de realizar un seguimiento continuo de las previsiones meteorológicas y de valorar las medidas a aplicar si las circunstancias se prolongan en el tiempo.

El área de Acción Social realiza un seguimientode la previsión del tiempo para ordenar las estancias Evaluación

Al igual que en años anteriores, la oferta de plazas se incrementará en caso de emergencia. El pasado invierno, el dispositivo denominado ‘Ola de frío’ amplió el número de vacantes de forma temporal en dos periodos: del 30 de diciembre al 8 de enero y del 16 al 25 de enero. Para afinar la detección de personas en situación de vulnerabilidad, el servicio municipal de Urgencias Sociales trabaja en coordinación con la Policía local, la Ertzaintza y los centros de día.

La clave

386
son las plazas disponibles en los albergues municipales mientras dura el temporal

Según el recuento realizado a finales del pasado año, alrededor de 240 ‘sin techo’ pernoctaban al raso en las calles de Bilbao. Desde el verano, los albergues están llenos y los comedores sociales han tenido que recortar las raciones diarias de cada usuario de tres a dos con el fin de llegar a más beneficiarios, situación que los expertos definen como «atípica». Hace escasas fechas se descubrió la presencia de veinticinco jóvenes acampados bajo el puente de la autopista en Rekalde.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos