El PP de Bilbao pide al PNV que cumpla «su compromiso» con el colegio Luis Briñas de Santutxu

En junio ya se realizó una manifestación para pedir la inclusión de cambios en el proyecto.
En junio ya se realizó una manifestación para pedir la inclusión de cambios en el proyecto. / Jordi Alemany

Apoyan la demanda de una comisión de padres, profesores y alumnos del centro que piden cambios en el proyecto de la pista polideportiva cubierta que se está construyendo

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Después de muchos años de reclamaciones para que el colegio Luis Briñas contase con un área deportiva cubierta -se sucedieron las manifestaciones y las reclamaciones en distintas instancias políticas-, el Gobierno vasco inició el año pasado la construcción de la demandada infraestructura, que previsiblemente estará lista este mismo otoño y que ha costado un millón de euros. No obstante, a escasos meses del final de los trabajos, la comisión Aterpe, que reúne a profesores, padres y alumnos de la escuela, ha recordado que el proyecto no incluye ni baños, ni vestuarios ni un acceso cubierto. Esta es su reivindicación desde hace meses que, de momento, no ha sido aceptada. Por ello, ofrecerán este jueves una rueda de prensa para hacer público su malestar, en la que estarán apoyados por el PP de Bilbao, que secunda sus demandas, según ha avanzado el concejal popular en el Ayuntamiento, Óscar Fernández Monroy, quien ha destacado que los representantes de este centro «se sienten engañados por el PNV» y por los gobiernos de Urkullu y Aburto.

«Hace más de un lustro que el Partido Popular, desde el Ayuntamiento de Bilbao y desde el Parlamento, viene reuniéndose, escuchando y apoyando las demandas de este colegio de Santutxu. Por eso, hoy también estaremos con ellos. Pedimos algo tan sencillo al PNV como que escuche a la comisión Aterpe, es decir, a los padres, alumnos y profesores del colegio, y cumpla su compromiso. Las obras están avanzadas y es momento de incluir las modificaciones que piden los integrantes del colegio. Si no se hacen ahora, no podrán hacerse después o tendrán un coste mayor. La demanda es razonable y el PNV debe atenderla, estamos hablando de completar la obra con unos baños, unos vestuarios y un acceso cubierto», ha argumentado Fernández Monroy, quien ha explicado que los representantes del colegio comparecieron, el pasado mes de junio, tanto en el pleno del Ayuntamiento de Bilbao como en la Comisión de Educación del Gobierno vasco. En un comunicado,el concejal del Partido Popular ha lamentado que mientras el PNV adquirió en dichas sesiones parlamentarias «su compromiso», por otro lado, el director de recursos materiales e infraestructuras, Polentzi Urkijo, ha manifestado a los miembros del colegio «su desacuerdo con incluir las mejoras en las obras ya en curso». «Estamos hablando de 700 alumnos y de una obra con un coste de un millón de euros sufragada por el Gobierno vasco, es decir, por el dinero de todos y estamos hablando de unas variaciones en la construcción perfectamente asumibles siempre que se hagan ahora que las obras están sin terminar. Después será más complicado y más costoso», ha advertido.

Fotos

Vídeos