Bilbao ofrece 557 empleos a los peor parados por la crisis

Bilbao ofrece 557 empleos a los peor parados por la crisis
LUIS ÁNGEL GÓMEZ

El plan laboral de 2018, impulsado por el Ayuntamiento y el Gobierno vasco, se destina a los colectivos de desempleados más «vulnerables», como los de larga duración, mayores de 55 años y discapacitados

José Mari Reviriego
JOSÉ MARI REVIRIEGO

Bilbao ofrecerá durante el próximo año 557 empleos a los peor parados por la crisis. Presentado esta mañana en el Ayuntamiento, el nuevo plan laboral se destinará a los más afectados por la «crudeza» de la situación económica y a los colectivos «vulnerables». Entre ellos, los desempleados de larga duración, las mujeres, los mayores de 55 años, los menores de 35 años que buscan su primera ocupación y las personas con problemas de movilidad. El proyecto cuenta con un presupuesto de 5,5 millones de euros, aportados por el Gobierno vasco a través de Lanbide (4,5) y el Consistorio bilbaíno, que asume el resto.

Con este dinero se podrá sufragar la creación de 350 contratos en empresas privadas situadas en la capital vizcaína y de 207 en la Administración local. La vigencia de las contrataciones es de tres a seis meses de duración, con posibilidad de trabajar a jornada completa o parcial en diferentes tareas. En el caso del Ayuntamiento se ofrecen puestos en brigadas urbanas para mantenimiento del mobiliario y los servicios públicos, rehabilitación de edificios, equipos forestales y planificación urbanística, redes sociales y marketing.

El objetivo final de este primer empujón laboral consiste en que los inscritos se puedan reenganchar «definitivamente» al mercado de trabajo. Un reto que fue alcanzado el año pasado por más del 43% de los trabajadores municipales y por el 64% de los empleados en empresas privadas. La estabilidad sigue siendo el desafío para 2018. «Son datos positivos. Esto es lo más importante. Detrás de cada puesto hay personas con presente y futuro», ha declarado el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, en la presentación de la iniciativa.

El acto, celebrado en el Salón Árabe con la presencia de concejales del equipo de gobierno PNV-PSE y de representantes de Lanbide, ha contado también con la participación de la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolozabal, que ha destacado la importancia de la colaboración público-privada para luchar contra el paro. En el conjunto de Euskadi, el desempleo afecta a 130.056 personas, según las cifras de Lanbide correspondientes al pasado mes de octubre, 11.125 menos que hace justo un año. El objetivo marcado por Artolozabal es situar la tasa de paro por debajo del 10% –hoy es del 12,3% en el País Vasco–.

En el caso de Bilbao, se registraron 25.856 parados en octubre frente a los 27.482 de hace un año. Se trata de la primera vez que el desempleo cae por debajo de la barrera de las 26.000 personas desde el año 2010. La bajada ha sido mayor en jóvenes de 16 a 24 años, y en mujeres, aunque siguen siendo dos de los colectivos más desfavorecidos en el mercado laboral. «Son cifras que no nos complacen, ni muchos menos», ha advertido el alcalde.

Para «romper» con el desempleo, que sigue aportando números «intolerablemente tolerados», el Ayuntamiento de Bilbao pone en marcha un nuevo plan de empleo –ofrecerá un 8% de puestos más que en 2016–, bajo la premisa del «compromiso social». Para acceder a estos incentivos, los interesados deben ser vecinos de la ciudad, estar en el paro e inscritos en las listas de Lanbide. El Servicio Vasco de Empleo realizará la primera preselección en base a los puestos ofertados entre quienes mejor se ajusten al perfil.

El compromiso es que al menos el 50% de las personas contratadas sean mujeres. Que por lo menos el 30% de los contratos gestionados por Bilbao Ekintza perciban la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Que al menos el 70% pertenezcan a los grupos con más dificultades de inserción –desempleados de larga duración y menores de 35 años que nunca han logrado un contrato, entre otros–. Y que al menos el 15% sean mayores de 55 años.

Las subvenciones, financiadas a través del Gobierno vasco, llegan a un máximo de 3.000 euros por contrato de tres meses a jornada completa en las empresas privadas. De hasta 6.000 por seis meses. Y de hasta 9.000 euros si los contratados pertenecen a los colectivos prioritarios de Lanbide.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos