Bilbao instala 7 sonómetros en Abando para medir la contaminación acústica

Exterior de la discoteca de Uribitarte/Luis Ángel Gómez
Exterior de la discoteca de Uribitarte / Luis Ángel Gómez

Estarán activados seis meses y responde a las peticiones de los vecinos de Uribitarte, molestos por los ruidos derivados del ocio nocturno

LUIS GÓMEZ

El Ayuntamiento de Bilbao ha procedido a la instalación de los sonómetros prometidos en Uribitarte para medir la contaminación acústica de la zona. El departamento municipal de Movilidad y Sostenibilidad colocó a finales de la semana pasado 7 aparatos en distintos puntos del distrito de Abando, según han confirmado fuentes municipales a este periódico. Permanecerán en funcionamiento al menos seis meses. Según la delegada adjunta del área, Inés Ibáñez de Maeztu, estos equipos establecerán con precisión los niveles sonoros de un barrio castigado por la actividad de un ocio nocturno que ha alterado la convivencia vecinal.

Los medidores estarán activados todos los días hasta el próximo verano. Se han implantado en espacios públicos, como farolas y fachadas de inmuebles. «Se tratan de medidas técnicas y criterios objetivos que persiguen aplicar la ley con rigor e incluso alcanzar parámetros de calidad más exigentes de los que contempla la normativa a parto de establecer los niveles existentes en la zona», ha explicado Ibáñez de Maeztu. La concejala ha recordado que los límites autorizados en el exterior durante el día son de 65 decibelios, mientras que durante la noche no deben sobrepasar los 55.

«Diagnóstico certero»

La implantación de estos medidores forma parte del capítulo de reivindicaciones planteadas por la Asociación Vecinal Uribitarte Anaitasuna a fin de que el Consistorio realice un diagnóstico certero del problema del ruido nocturno en Abando. Los afectados interpretan esta actuación como paso previo a la ejecución de medidas «eficaces y satisfactorias» para «poder desarrollar» su vida personal en los domicilios.

Sin embargo, los residentes, que en los últimos días han enviado más de 500 firmas al alcalde, Juan Mari Aburto, exigiendo poder dormir, no las tienen todas consigo. Sostienen que los locales de ocio nocturno repartidos por el barrio son «numerosos» y el aforo acumulado en tan pocas calles es «muy elevado». Los 33 locales ocio nocturno pertenecientes al grupo III pueden llegar a acoger a un total de 6.080 personas en sus dependencias. La actividad de pubs y discotecas viene enturbiando desde hace años el ambiente en Uribitarte, especialmente los fines de semana, con graves altercados. «Lo que se ve en las calles del barrio son orines, gente que grita y policías municipales que pasan de largo ante los 'coches discotecas' mal aparcados y que, si se acercan, es para decirles que se vayan, pero nada más», han denunciado en innumerables ocasiones.

Los responsables de Uribitarte Anaitasuna están convencidos de que para solucionar el problema de contaminación acústica lo que se necesita es «voluntad política» y ejercer las potestades y «competencias legales» asignadas en el ámbito de vigilancia y disciplina del espacio público, la protección contra la contaminación acústica y disciplina ambiental.

Tras Uribitarte, el Ayuntamiento de Bilbao procederá a la instalación de más medidores por diferentes zonas de la ciudad para completar el 'Mapa de Ruidos'.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos