Bilbao estrenará en septiembre de 2019 su segundo puente a Zorrozaurre

Bilbao estrenará en septiembre de 2019 su segundo puente a Zorrozaurre

La sociedad pública Visesa adjudica la obra de la pasarela, que conectará el extremo norte de la isla con San Ignacio

EVA MOLANO

El Gobierno vasco, a través de la sociedad pública Visesa, ha adjudicado la construcción del segundo puente de Zorrozaurre por 10,1 millones a la UTE formada por Ferrovial Agroman y Viconsa S.A. Las obras, según explicó el organismo que gestiona la política territorial de vivienda y suelo del Ejecutivo autonómico, el mayor propietario de terrenos, comenzarán «a finales de marzo o principios de abril».

El puente pretende servir de nexo al extremo norte de la futura isla, donde se generará un nudo de conexiones de especial importancia con Punta Zorroza y la margen derecha de la ría. Así, la pasarela conectará Zorrozaurre con el barrio de San Ignacio, a la altura del cruce de la Avenida Zarandoa con la calle Islas Baleares, de la que será una continuación natural.

La obra deberá estar finalizada en 17 meses, por lo que se prevé que sea una realidad en septiembre de 2019. Para entonces, el canal de Deusto estaría ya abierto y se convertiría, tras la pasarela bautizada en homenaje a Frank Gehry que se eleva sobre las obras cerca de la clínica del IMQ, en la segunda conexión viaria de la isla del conocimiento que impulsa el equipo de Gobierno desde la pasada legislatura. Será también el decimoquinto puente de la ciudad.

El dato

10,1
millones, con IVA, es el importe que Visesa abonará a la contrata, la UTE formada por Ferrovial Agroman y Viconsa.

Visesa ha concedido la misma importancia a la calidad técnica de las ofertas de las licitantes que al capítulo económico, para evitar posibles contratiempos con contratistas que pujan a la baja. Y la de la adjudicataria fue la mejor valorada entre las once que presentaron. Por otro lado, la futura obra arquitectónica necesitará de unas labores de relleno en la orilla izquierda del cauce fluvial, que en ese punto tiene una anchura superior a los 100 metros.

Acero blanco

Mientras, la pasarela tendrá 75 metros de longitud. En su tablero de 28 de anchura se habilitarán dos carriles para el tráfico rodado, otros dos para circulación exclusiva de autobuses, y un bidegorri bidireccional de 2,5. Las dos calzadas peatonales, pavimentadas en madera sintética, tendrán 4,4 cada una.

Sus diseñadores, los ingenieros de caminos Enrique Elkoroberezibar y Sergio Saiz, de LKS Ingeniería, concibieron el viaducto como una pasarela liviana, esbelta, sin impacto visual. El material predominante será el acero al carbono, de color blanco. Dos arcos simétricos se elevarán sobre el tablero hasta alcanzar los tres metros de altura en el centro del puente. La barandilla, de vidrio, será rematada con un pasamanos ondulado «que invitará a recrearse en la contemplación de la ría». La iluminación tendrá también una función estética. Dos columnas de 12 metros de altura con tres proyectores LED, una a cada extremo, bañarán de luz la estructura y varios focos en el pavimento la proyectarán hacia los arcos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos