Bilbao desoye un informe del Gobierno vasco y se niega a pagar 30.700 euros a un ciclista herido

Bilbao desoye un informe del Gobierno vasco y se niega a pagar 30.700 euros a un ciclista herido

La Comisión Jurídica Asesora culpa al servicio de limpieza municipal del accidente por ocupar la calzada con una manguera sin las debidas advertencias

JOSU GARCÍA

El Ayuntamiento de Bilbao se niega a indemnizar a un ciclista que se rompió la cadera a consecuencia de una grave caída que sufrió en el Casco Viejo. El Consistorio declina cualquier responsabilidad pese a que existe un informe independiente de la Comisión Jurídica Asesora de Euskadi (COJUA) que cifra los daños en 30.767 euros y culpa del accidente a los equipos municipales de limpieza. La víctima se fue al suelo al no poder sortear una manguera que los operarios habían cruzado en la calzada para baldear una acera.

El siniestro tuvo lugar el 7 de mayo de 2016, a las 11.00 horas, en la calle Iturribide. En ese momento A. L. V. , escultor de profesión, descendía hacia el Casco Viejo en su bicicleta cuando se topó de bruces con un empleado que sostenía una manguera, dispuesta «en zigzag, ocupando la mayor parte de la calle». La caída fue inevitable, según el dictamen de la COJUA al que ha accedido este diario.

Los juristas de este órgano consultivo del Gobierno vasco no tienen ninguna duda: «Habiendo sido los trabajadores de la limpieza los que crearon el peligro en la vía pública, correspondía a ellos extremar la diligencia para advertir de ello a los usuarios de la calzada, lo que no ha quedado acreditado que hicieran».

Los expertos en derecho instan al Ayuntamiento a pagar una compensación al afectado que calculan en 30.767 euros, por los cinco días que el escultor permaneció ingresado, por los 298 que estuvo de incapacidad y por las secuelas y cicatrices que le dejó la operación a la que tuvo que ser sometido.

Desde el Consistorio de la villa recuerdan que el dictamen de la COJUA «no es vinculante». Este órgano estudia todas las reclamaciones que se formulan por particulares o empresas a las administraciones locales vascas por un importe superior a los 18.000 euros. En la inmensa mayoría de los casos, los ayuntamientos aceptan la resolución de los expertos en Derecho, al entender que se trata de una entidad independiente y con una trayectoria acreditada (funciona desde 1999).

Esta vez, sin embargo, el Ayuntamiento de Bilbao cree tener la razón. «La actuación del servicio de limpieza fue totalmente correcta. Las labores se realizaron con la mayor diligencia posible, siendo fácilmente perceptibles por cualquier ciudadano, con la presencia en la calzada de una manguera visible y unos operarios con chalecos reflectantes», señala.

«Circular con precaución»

El Consistorio sostiene que «la causa que determinó el accidente no se puede imputar a un fallo o deficiencia del servicio, debiéndose en estos casos circular con precaución y extremar la atención». Añade que la manguera estaba en «zigzag» porque «si se tensa puede ser arrastrada por los vehículos y ocasionar graves situaciones». En este sentido, afirma que el aparato de riego puede ser «sobrepasado sin riesgos por una bicicleta, puesto que su altura es de 4,5 centímetros, quedando, no obstante, una parte de la vía libre». Obras y Servicios no prevé cambiar su modo de baldeo en Iturribide.

El ciclista herido está en plazo de agotar la vía administrativa y puede presentar recurso de reposición. En caso de ser rechazado, podría acudir a los tribunales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos