«Hay que hacer moda para todas las tallas»

La modelo bilbaína Janire Azkueta, de 28 años, se alzó el domingo con la corona del concurso nacional de tallas grandes. Trabaja para una agencia de modelos de Nueva York y quiere sacar una línea de ropa

Janire Azkueta, tras ser coronada Miss Plus Size España. / Vídeo: Marta Madruga | Igor Gandiaga
JAN ECHEVARRÍA

La belleza no es una cuestión de tallas. Lo sabe bien la vizcaína Janire Azkueta, que el domingo logró hacerse en Barcelona con la corona de Miss Plus Size España, un galardón que tuvo que disputarse con otras 15 modelos, seleccionadas previamente para participar en el prestigioso evento de las tallas grandes. Nueva reina de la categoría a nivel nacional, esta joven de 28 años, cuyas medidas 110-84-129 nada tienen que envidiar al casi utópico 90-60-90, dedica el título a todas las mujeres que siguen su blog (tiene más de 2.000 visitas semanales) y que le consultan a diario sobre moda y otros problemas de la vida cotidiana. Sus padres son su referente y gracias a su «apoyo incondicional» ha llegado hasta aquí, cuenta. El reinado obtenido el domingo «va por ellos» y busca servir de «inspiración» a todas las personas a las que la sociedad «limita» con cuestiones irrelevantes que hacen «mucho daño».

Deportista, femenina, perfeccionista, hija única y coqueta, así es esta Miss España residente en Etxebarri, que reclama que la talla no debe ser un impedimento para poder vestir como una quiera y ponerse guapa. «La moda es ropa y la ropa es un bien necesario que no debe estar limitado para las chicas gordas. ¿Tú sabes el precio que tienen en España las prendas de talla grande? -pregunta-. Es bochornoso».

Este motivo le ha impulsado a plantearse lanzar su propia línea de ropa de aquí a poco tiempo. En Nueva York, donde trabaja para la agencia de moda Ford Models, ha comprendido que, aunque España es reticente al progreso, todo cambiará en algún tiempo. «Estados Unidos está a la vanguardia en este tipo de cuestiones y siempre acabamos haciendo lo que ellos hacen. Allí la obesidad extrema afecta a más del 40% de la población y, evidentemente, las grandes empresas han visto un importante negocio en las tallas grandes. Podemos estancarnos, pero la realidad está ahí. En nuestro país la talla media de una mujer es la 46 y seguimos 'erre que erre' fabricando ropa que a muchas no nos vale. Hay que ir más allá. Por eso, empresarios como Amancio Ortega ya han empezado a apostar por esta línea de negocio».

-Volviendo al Miss España Plus Size. ¿Cómo fue la prueba?

-Empezamos con un pase de traje de baño. Después, tuvimos que hacer monólogos, desfile con traje de gala... y, entre tanto, hubo una criba en la que se decidía qué 7 de las 16 aspirantes pasábamos a la final. Fue pasar la prueba e, inmediatamente después, tuve que escoger un sobre que llevaba una pregunta. El jurado me preguntaba qué prefería, si inteligencia, riqueza o belleza.

-¿Y?

-Inteligencia, está claro.

-¿Por qué?

-La inteligencia te abre el mundo, te aporta cultura y también vivencias que no vas a poder encontrar en ningún otro lugar. Sin duda, de las tres es la más importante. Después elegiría la riqueza, ya que quien ha vivido una situación complicada económicamente sabe la intranquilidad que ello produce. Y, por último, está la belleza, que es efímera y, en cierto sentido, carece de valor.

-Oye, ¿y si ahora quisieras adelgazar?

-Yo puedo adelgazar siempre y cuando tenga curvas. La industria de la moda de las tallas grandes abarca muchísimo porque mezclamos el mundo curvy con el plus size. Una modelo se considera curvy o plus size cuando sus medidas pasan del tamaño estándar. Puedes tener un 40 de pantalón, parecer delgada y, sin embargo, ser curvy porque tienes más pecho de lo habitual o porque tu cadera es 2 centímetros más ancha que la de una modelo convencional. Por tanto, aunque adelgazara 20 kilos podría seguir trabajando de modelo curvy, aunque sí que tendría que dejar a un lado mi faceta plus size.

-¿Qué supone este título para ti?

-Lo primero, satisfacción por todas esas niñas, jóvenes y mujeres que me siguen en el blog y que suelen ponerse en contacto conmigo porque sufren bullying, tienen complejos o quieren algún consejo sobre moda. Creo que esta corona nos representa a todas y demuestra que si persigues tus sueños todo es posible. También creo que esto hará que más gente me conozca y crezca mi número de seguidores, algo muy positivo si quiero sacar mi propia línea de ropa. Y, por último, supone mucha alegría. Todo esto es un sueño para mí.

Temas

Moda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos