Barakaldo se moviliza contra la Variante Sur Ferroviaria para velar por su ‘pulmón verde’

La protesta se desarrolló con música y ambiente festivo entre la plaza Bide Onera y Bagatza./BORJA AGUDO
La protesta se desarrolló con música y ambiente festivo entre la plaza Bide Onera y Bagatza. / BORJA AGUDO

Más de 200 personas participaron ayer en una marcha «por miedo» a las afecciones que el tren de mercancías podría dejar en el área de Gorostiza

SERGIO LLAMAS

A falta de tener el proyecto entre las manos, el futuro trazado de la Variante Sur Ferroviaria ya preocupa en Barakaldo. En la mañana de ayer más de 200 personas se manifestaron en la localidad fabril para pedir que se proteja el ‘pulmón verde’ del municipio y que se eviten las previsibles afecciones que el tren de mercancías podría dejar en Gorostiza y el valle de El Regato, toda vez que en la zona han sido vistos operarios realizando catas y trabajos geotécnicos.

«Este proyecto lo están haciendo de espaldas a la ciudadanía y es un error», denunció Begoña Rodríguez, una representante de la plataforma Barakaldo Naturala, que organizó la protesta. En el último mes, el colectivo ha recogido más de 3.500 firmas a pie de calle, ya tiene prevista una marcha motera para el 4 de marzo y una romería el 8 de abril, entre otras movilizaciones. Rodríguez señaló que cuentan con un equipo multidisciplinar que está estudiando las necesidades reales del proyecto y que trabaja en una «alternativa cero». Ésta última supondría apostar por una mejora de las infraestructuras actuales, en lugar de desarrollar un nuevo trazado. «El único motivo por el que se insiste en este proyecto es para aprovechar el túnel del Serantes, que costó 50 millones de euros y lleva diez años cerrado», defendió.

Esta misma semana el senador socialista y antiguo alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, presentó una pregunta a la Comisión de Fomento del Senado en la que exigía al gobierno central que se reuniera con los ayuntamientos y asociaciones vecinales afectadas por el proyecto. En su escrito solicitaba que se tuviera especial cuidado con el posible impacto visual, ambiental, social y urbanístico en la segunda urbe vizcaína.

Catas junto a las viviendas

El antiguo regidor fabril recordó que se había rechazado el uso de la línea Muskiz-Bilbao por las enormes afecciones a localidades como Ortuella y Trapagaran, «pero se están dando informaciones de que puede desplazarse en Gorostiza hacia el sur, lo que supondría una afección directa a viviendas, expropiación de terrenos, afección al polideportivo y al río Castaños», alertó.

La asociación vecinal Pulmón Verde Gorostiza, creada en diciembre precisamente a raíz del movimiento social ante la Variante Sur Ferroviaria, también participó en la manifestación de ayer. «No sabemos cuál será la ubicación exacta del trazado, pero las catas se han hecho justo al lado de las casas. Nos tememos lo peor», afirmó uno de sus representantes, Pedro Maza, quien aseguró que Gorostiza sería «el barrio más perjudicado».

Antes de finalizar junto a la iglesia de Santa Teresa, una hora después de su salida en la plaza Bide Onera, la protesta pasó por el Ayuntamiento de Barakaldo, donde llevó a cabo una pitada. Ya en noviembre la plataforma pidió al Consistorio que convocara la Mesa de Trabajo, reunida por última vez en junio, para estar al día de las novedades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos