El Banco de Alimentos de Bizkaia llenará la despensa de 30.850 familias estas navidades

Recogida de alimentos durante la campaña del año pasado./MAITE BARTOLOMÉ
Recogida de alimentos durante la campaña del año pasado. / MAITE BARTOLOMÉ

La gran recogida tendrá lugar el 1 y 2 de diciembre y cuenta ya con 5.000 voluntarios

OLATZ HERNÁNDEZ

A pesar de que la situación económica haya mejorado en Bizkaia, sigue habiendo familias que dependen del Banco de Alimentos. En 2015 eran 32.200 las personas en situación de necesidad y actualmente son 30.850, lo que supone una reducción del 4%. «La diferencia es mínima, casi imperceptible», ha asegurado Miguel Ángel Fernandino, presidente de la entidad. La suya es una labor diaria, ya que responden a las necesidades diarias de las familias. «Estamos en el nivel más alto de necesidad de los últimos años», ha advertido.

La gran recogida de alimentos supone el 25% de las provisiones del año. En 2016 se llegaron a recaudar un millón de kilos, un nivel que esperan mantener este año. El número de establecimientos que colaboran ha aumentado a 290. «También superaremos los 5.000 voluntarios», que han podido apuntarse online o a través de la red de voluntarios.

El 'bono alimentos'

La prioridad de alimentos para 2017 son: aceite, cacao, pescados en conserva, legumbres precocinadas, azúcar y tomate en conserva. Se podrá contribuir también a través del 'bono alimentos'. «Es un sistema que evita transporte, clasificación y almacenamiento, además de que permite elegir aquellos productos que necesitamos en el momento en el que los son necesarios», ha añadido el presidente.

Este año esperan recaudar el 35% de los alimentos mediante este sistema, en el que el Banco de Alimentos «no toca un solo euro». Por el momento, el ‘bono alimentos’ solo funciona con las cadenas Eroski y BM. «Al final de la jornada el establecimiento dice cuánto dinero en bonos tenemos y cuando nos falta algún alimento lo pedimos».

Los receptores de estos alimentos son personas en situación de vulnerabilidad que pasan el filtro de los asistentes sociales de los ayuntamientos. «Hemos añadido algunas medidas de control para evitar picarescas, errores y duplicidades». El Concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Bilbao, Iñigo Pombo, destacó la solidaridad de los ciudadanos: «Bilbao es una ciudad de valores», ha destacado.

Fotos

Vídeos