El Ayuntamiento deja de ingresar 140.000 euros en una semana por la huelga de la OTA

Los parquímetros de Bilbao amanecen a diario sepultados en pegatinas./manu cecilio
Los parquímetros de Bilbao amanecen a diario sepultados en pegatinas. / manu cecilio

Todo el dinero que la empresa recauda con los parquímetros, la App y las multas se factura directamente a las arcas municipales de Bilbao

MARTÍN IBARROLA

Un día normal, la OTA recauda en la capital vizcaína unos 40.000 euros, así que durante una semana entera la facturación supera los 200.000. Sin embargo, debido a la falta de vigilantes y los «sabotajes» que han sufrido los parquímetros desde que comenzó la huelga de oteros por el despido de siete trabajadores, la venta de tiques se ha reducido por debajo del 30% y las denuncias prácticamente han desaparecido, según ha podido saber este periódico. Considerando que todo lo recaudado con la OTA se factura directamente a las arcas municipales, el Ayuntamiento ha dejado de ingresar un mínimo de 140.000 euros desde el pasado 2 de enero.

El Consistorio no ha querido hacer ninguna declaración al respecto. Sin embargo, el alcalde, Juan Mari Aburto, que ayer por la mañana inauguraba la ampliación de la Haurreskola de San Ignacio, adelantó el calendario municipal al ser preguntado por los periodistas. «Esta tarde tendremos una reunión y en los próximos días haremos una declaración oficial». Será la primera desde que se inició el paro.

La relación entre el Ayuntamiento y la empresa Eysa-Cycasa se rige por un contrato radicalmente diferente al de la anterior adjudicataria. El Consistorio se comprometió a pagar una cantidad que puede verse menguada dependiendo de diferentes factores, como cuántas veces son capaces de leer todas las matrículas de los vehículos estacionados en Bilbao, los recursos que dedican a denunciar las irregularidades de los conductores o cuánto dinero recaudan los 559 parquímetros. Así, durante el último año, la empresa ha acumulado diez sanciones por valor de 120.000 euros. La UTE explica que el Ayuntamiento comparó su actividad con la de la anterior adjudicataria y fueron sancionados por «el bajo número de multas tramitadas», un aspecto que achaca a la poca productividad de los trabajadores de OTA. Los afectados no solo niegan esta acusación, sino que critican a Eysa-Cycasa por haber implantado «un sistema que no funciona y que ha provocado más quejas que nunca», críticas que también ha reconocido el propio Ayuntamiento.

Claves

559
parquímetros en Bilbao regulan las 16.600 plazas de aparcamiento de la ciudad. Según los huelguistas, 190 no funcionan.
9
operarios patrullan en grupos de tres o dos por el centro de la ciudad, «restableciendo» las máquinas «saboteadas» o fuera de servicio.
Reacción de los usuarios
«Muchas máquinas están estropeadas. Así que la única forma de que no te multen es usar la App»

«Nunca funcionan»

«Queda tan poco espacio visible en la pantalla que casi hay que imaginar lo que pone», lamentaba ayer Iñigo Tellaetxe, un usuario que trataba de sacar un tique en el parquímetro situado en el cruce entre Licenciado Poza y General Concha. «Vengo a diario en coche por temas de trabajo. Como no sé cuándo va a acabar la huelga, no quería arriesgarme». Una precaución frustrada por un error en el sistema que solo le permitía introducir el número de la matrícula. «Estas máquinas nunca funcionan. Tendré que usar la App...», se resignaba. Desde el comienzo de la huelga, el número de máquinas fuera de servicio ha sido uno de los datos más esgrimidos por los huelguistas. Estos aseguran que ayer hubo más de 140 parquímetros con la alarma encendida de batería baja o agotada y alrededor de 50 con aviso de otras averías. La UTE considera que la cifra «real» está muy por debajo y recuerda que el servicio de OTA «sigue activo con las limitaciones de una plantilla en huelga».

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos