Un avión con destino Loiu regresa a Venecia por una falsa avería en mitad del temporal

Un avión con destino Loiu regresa a Venecia por una falsa avería en mitad del temporal

118 pasajeros tuvieron que hacer noche en la ciudad italiana. «Además del susto, nos hemos quedado tirados y no hemos llegado a trabajar»

Josu García
JOSU GARCÍA

La escapada romántica a Venecia terminó en pesadilla y en un problema laboral para Joseba y su esposa. La pareja, residente en Santurtzi, aterrizó ayer a las 19.42 horas procedentes de la ciudad italiana tras vivir una verdadera odisea y perder un día de trabajo. Su avión, que tenía que haber llegado a Loiu el domingo, a las seis y media de la tarde, lo hizo 25 horas después, tras haber sufrido una falsa alarma de avería en pleno vuelo, con la tormenta ‘Ana’ pisándole los talones.

Como Joseba y su mujer, cientos de vizcaínos se vieron afectados por las cancelaciones y los desvíos. Loiu registró 33 vuelos que no salieron o no llegaron a ‘La Paloma’, la mayor parte por el temporal de nieve y viento que azotó Europa, pero también por las rachas huracanadas que sacudieron la pista del aeródromo del Txorierri. En el día de ayer, la situación se fue normalizando y los pasajeros que se habían quedado tirados el día anterior comenzaron a regresar a casa, poco a poco, tras haber pasado la noche en hoteles de Toulouse, Barcelona, Lisboa, Londres, Manchester, Madrid o Cracovia, donde pernoctaron casi 200 aficionados al Athletic que habían asistido el jueves al partido de los rojiblancos contra el equipo ucraniano del Zorya.

Hielo en las alas

El aeropuerto de Loiu se fue llenando de relatos que hablaban de largas esperas y de rabia contenida por el contratiempo. Algunos viajeros, además, contaron a sus familiares «el miedo» que experimentaron en el vuelo VL71344 de la aerolínea Volotea. El aparato, un Boeing 717, con 118 personas a bordo, dio el susto de la jornada.

«Algo grave tenía que estar pasando para que el piloto decidiera volver al caos del aeropuerto veneciano»

Todo comenzó a las 16.15 horas en el aeropuerto Marco Polo de la ciudad de los canales. A esa hora estaba programada la salida, pero el avión no lograba coger pista, en mitad del caos provocado por una tormenta de nieve. «Nos dijeron que había mucho tráfico», explicaba Andoni, un joven de Gallarta. «Y después tuvieron que pasar unos camiones rociando el fuselaje con un líquido descongelante para eliminar el hielo de las alas», relataba la misma persona. «Total, que nos pasamos dos horas dentro del avión sin poder partir», añadía Joseba.

Cuando al fin el aparato logró despegar y cuando llevaba unos 30 minutos en el aire, el piloto informó por megafonía de que había «un problema técnico» y que debían regresar a Venecia. «Nos miramos todos y nos preguntamos ‘¿cómo que nos volvemos?’ Si hemos despegado de milagro de una jaula de grillos...», recordaba el hombre de Santurtzi. «Yo he pasado miedo porque no las tenía todas conmigo. Me parecía muy raro que un piloto diera la vuelta hacia un aeropuerto que era un caos. Algo serio tenía que estar pasando y nos lo estaba ocultando».

Lo que sucedía era que uno de los chivatos que indican avería se había encendido en el panel de mandos de la aeronave. «El protocolo obliga a aterrizar cuanto antes y revisar los sistemas», explicó ayer un portavoz de la aerolínea. «El comandante decidió regresar y, tras supervisar lo ocurrido, podemos decir que fue una falsa alarma, que la alerta saltó sin que hubiera fallo alguno», añadió la misma fuente. Los 118 pasajeros pasaron la noche en un hotel de la cadena Holiday Inn y en el Spresiano de Treviso. Finalmente, regresaron a Loiu en la tarde de ayer.

Temas

Loiu

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos