El auge del comercio electrónico dispara el interés de inversores extranjeros en antiguos suelos industriales del Gran Bilbao

Entrada a los antiguos talleres de calderería de Babcock donde Amazon va a abrir un gran pabellón../Fernando Gómez
Entrada a los antiguos talleres de calderería de Babcock donde Amazon va a abrir un gran pabellón.. / Fernando Gómez

Fondos de inversión adquieren pabellones abandonados para crear un triángulo logístico capaz de abastecer al conjunto del Bilbao metropolitano

JOSÉ DOMÍNGUEZ

El comercio electrónico ha llegado para quedarse y el entramado empresarial de Bizkaia ya empieza a adaptarse para atender sus necesidades. Este tipo de negocio, que distribuye los productos adquiridos en internet directamente a domicilio, requiere de grandes pabellones de almacenamiento que no existen en Bilbao, pero sí en municipios limítrofes con un marcado pasado industrial. Muchos de ellos, en desuso. Fondos de inversión internacionales están adquiriendo propiedades en polígonos industriales de las comarcas de Margen Izquierda, Nervión-Ibaizabal así como en Lezama para crear un triángulo logístico capaz de abastecer al conjunto del Bilbao metropolitano.

Así lo asegura Juan José López del Corral, director de la oficina de CBRE, consultora inmobiliaria a nivel internacional, que ha analizado la situación del sector en la provincia y en el País Vasco. El experto destaca que la demanda de espacio logístico busca principalmente naves de entre 5.000 y 10.000 metros cuadrados adaptadas a las necesidades de empresas «que gestionan mucha mercancía con gran rapidez, con camiones que la traen por las noches y furgonetas que la distribuyen por las mañanas». Y en el conjunto de Bizkaia hay 1,8 millones de metros cuadrados de inmuebles industriales, pero sólo un 7,8% de naves vacías, con el problema añadido de que de este porcentaje únicamente dos de cada diez pabellones están realmente adaptados para acoger estas actividades logísticas.

De ahí, según explica López del Corral, que los fondos de inversión estén adquiriendo antiguos pabellones industriales para derribarlos y construir nuevas infraestructuras de espacios amplios que reúnan las condiciones que exige este nuevo mercado y que cuenten con nuevos accesos. «No están en el centro de Bilbao porque no hay suelo disponible, pero sí a apenas diez minutos de distancia», explica.

Este periódico ya adelantó que Amazon, uno de los distribuidores mundiales de comercio electrónico, ultima la apertura de una gran nave en las antiguas instalaciones de Babcock Wilcox en Trapagaran, pero del Corral ha insistido en que este fenómeno es «generalizado, también lo están afrontado grandes marcas comerciales como El Corte Inglés o Mercadona y todo tipo de operadores». En estos casos los fondos de inversión se encargan de comprar y construir las naves, que luego alquilan a estas firmas generando una rentabilidad que en el caso del Bilbao metropolitano ronda los 6,40 euros por metro cuadrado, «lo que hace económicamente interesante estas operaciones aunque tengan que invertir también en los derribos y la descontaminación de los suelos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos