El agua subirá el año que viene un 2,9% en Bizkaia, una media de 4,6 euros por domicilio

El agua será más cara. :/EC
El agua será más cara. : / EC

El Consorcio adelanta que, para ajustarse a las exigencias europeas, las tarifas deberán aumentar 60 euros por hogar en la próxima década

JOSÉ DOMÍNGUEZ

El agua es un bien esencial cada vez más caro en Bizkaia y con un precio inmerso en plena tendencia alcista. De promedio, 4,6 euros al año subirá el recibo en 2018 después de haberlo hecho ya 2,8 euros durante este ejercicio. Aunque verdaderamente lo peor es lo que todavía está por venir. Según reconoció ayer el gerente del Consorcio,Pedro Barreiro, para que el ente mancomunado logre adaptarse a las directivas europeas –tanto las ya existentes como las que entrarán en vigor en la próxima década–, el abonado deberá sumar otros 60 euros a la factura anual, que ya ronda los 150.

«En el tema del agua la realidad es tozuda y las tarifas deberán seguir creciendo», sentenció Barreiro en la asamblea general del Consorcio. Las razones, a su juicio, es que los costes no dejarán de incrementarse debido a las «mayores exigencias medioambientales tanto para aguas potables como residuales o la necesidad de solventar el déficit que tenemos en infraestructuras hídricas». Y recordó que la actual Directiva Marco del Agua exige que el 100% de los gastos en esta materia se sufraguen con las tarifas, «cuando en Bizkaia todavía estamos en el 94%».

El responsable consorciado justificó en la urgencia de ir adaptándose a ese escenario europeo el hecho de que, aunque el Indice de Precios al Consumo (IPC) previsto apenas rondará el 1,9%, la subida de las tasas por prestación de los servicios de abastecimiento de agua, saneamiento y depuración para el año que viene será del 2,9%, «poco más de un euro por trimestre», o los mencionados 4,6 al año. En cualquier caso, recordó que «Bizkaia tiene una de las tasas más bajas de ciudades de más de un millón de habitantes, especialmente de las de algunos países de Europa donde los precios se multiplican por cuatro o por cinco».

Este incremento permitirá sufragar el aumento del 5% que experimentará el presupuesto del ente mancomunado, hasta los 159 millones de euros. De ellos, una tercera parte (57) se destinarán a inversiones como el tanque de tormentas de Barakaldo (9,5 millones) y la interconexión de las redes de abastecimiento entre las comarcas de Uribe Kosta y Mungialdea (2,1).

Un 40% menos de fugas

Durante la asamblea se aprobó también el presupuesto de 8,65 millones de euros para la sociedad consorciada Udal Sareak, responsable del mantenimiento de las redes locales de los 69 municipios que la integran. Y su director, Koldo Urkullu, informó que los trabajos realizados hasta la fecha han permitido reducir un 40% las fugas en los últimos siete años hasta los 400 litros por noche. «El ahorro conseguido permite abastecer a 120.000 habitantes todo un año», subrayó.

Con el objetivo de ahondar en reducir estos escapes, «que en un 90% se dan en áreas urbanas», y en mejorar las garantías de suministro para los vecinos en caso de averías, la entidad elaborará el año que viene un completo plan de emergencias. «Valoraremos todas las opciones posibles para mitigar los efectos de cualquier incidencia, ya sea con conexiones en red alternativas o con la construcción de depósitos donde esto no sea posible», remarcó Urkullu.

Por otro lado, al bono social a personas sin recursos se destinarán 155.000 euros, un 35% más que este año. Y finalmente, el Consorcio de Aguas también aprobó ayer ampliar a 359 efectivos su plantilla, nueve más que en la actualidad, para acoger a partir del año que viene la gestión integral del pantano de Ordunte, hasta ahora en manos del Ayuntamiento. «Nuestro compromiso es absorber a los nueve trabajadores municipales que ahora realizan esa gestión y que deberán decidir si optan finalmente por cambiar de administración», recalcó Barreiro.

Temas

Bizkaia

Fotos

Vídeos