Activistas de Greenpeace se encadenan a un contenedor del Puerto contra el comercio de armas

Pancarta desplegada por activistas de Greenpeace en el Pueto de Bilbao. / LUIS CALABOR

Una treintena de personas han intentado frenar la carga con explosivos de un barco con destino a Arabia Saudí

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

Cuatro activistas de Greenpeace se encadenaron ayer a un contenedor vacío en el Puerto de Bilbao en protesta por el comercio de armas. Una treintena de militantes del colectivo se colaron en las instalaciones sobre las once de la mañana para intentar frenar la carga con explosivos de un barco con destino a Arabia Saudí. Agentes de la Guardia Civil, de la Policía Portuaria y vigilantes de seguridad descubrieron su maniobra, les interceptaron y algunos de ellos fueron expulsados por haber infringido la prohibición de entrada en una zona de seguridad, según confirmaron fuentes del instituto armado.

Los activistas, que permanecieron en el lugar hasta que culminó la carga, desplegaron dos pancartas en las que se podía leer: ‘Armas marca España para matar civiles’ y ‘No queremos ser cómplices’. Para las seis de la tarde habían sido introducidos en el buque 47 containers supuestamente llenos de armamento. Con este acto pretenden denunciar que «el Gobierno de España ha autorizado ilegalmente el comercio de armas con Arabia Saudí, que está involucrada en el conflicto de Yemen, donde se está masacrando a civiles», sostiene Sara del Río, portavoz de Greenpeace España.

También critican el «secretismo» con que se realizan este tipo de operaciones, lo que «impide que se puedan rendir cuentas». «Conocimos esta carga gracias al bombero que se negó a participar en el retén que tenía que supervisarla», han explicado. Esta movilización se une así a otros actos de protesta que se han realizado en los últimos meses en contra del embarque de armamento y municiones en dirección a Arabia Saudí.

Fotos

Vídeos