El temporal se recrudece: alerta naranja por nieve a 200 metros esta tarde-noche

Los montes que rodean Bilbao han amanecido esta mañana con un fino manto blanco./LUIS CALABOR
Los montes que rodean Bilbao han amanecido esta mañana con un fino manto blanco. / LUIS CALABOR

Seguirán bajando las temperaturas y el mal tiempo se mantendrá al menos hasta mañana al mediodía

EL CORREO

Este martes, día 20 de marzo, a las 17.15 horas, entrará la primavera astronómica, aunque desde luego no la meteorológica. El tiempo previsto para el comienzo de la semana se acerca más al invierno que a cualquier otra estación, ya que se espera nieve y frío intenso. Para este lunes a última hora se espera que la cota pueda bajar hasta los 200 metros, e incluso más en zonas de tormenta, cuando la precipitación podría ser más cuantiosa.

El Departamento de Seguridad del Gobierno vasco ha activado una alerta naranja por nieve en el interior de la comunidad autónoma desde las seis de la tarde de hoy lunes hasta el mediodía del martes.

Con anterioridad a la activación de esta alerta naranja, la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología activará hasta las 18.00 horas de mañana un aviso amarillo también por nieve ante la previsión de que la cota descienda hasta los 500-300 metros en la segunda mitad del día.

A partir de las seis de la tarde, se espera que la cota de nieve baje hasta los 200-300 metros, incluso más en zonas de tormenta, con chubascos más frecuentes y abundantes en la vertiente cantábrica.

Se espera que en el interior de la comunidad se puedan llegar a acumular hasta 5 centímetros de nieve a 200 metros y entre 5 y 10 a 600 metros.

Noticia relacionada

Esta alerta naranja seguirá activa hasta el mediodía del martes, con una cota de nieve en torno a los 200 o 300 metros y unos espesores de hasta 4 centímetros a 200 metros y entre 5 y 15 a 600.

A partir del mediodía se mantendrá un aviso amarillo, aunque la cota de nieve se mantendrá baja (200-300 metros) y habrá probabilidad de tormentas con granizo.

Se espera que a partir de esa hora se pueda acumular hasta 1 centímetro a 200 metros y hasta 5 a 600.

Euskalmet prevé para mañana y pasado un descenso de las temperaturas que provocará heladas débiles en el interior, localmente moderadas en zonas de montaña.

Para el miércoles se prevé que la cota de nieve se mantenga entre los 100 y los 300 metros de altitud, aunque irá subiendo hasta los 400. Se esperan rachas de viento muy fuertes en zonas expuestas y temperaturas sin cambios, con heladas en el interior.

Tormentas de granizo

Lo peor vendrá mañana si se cumplen los pronósticos, con aviso amarillo por nieve en el interior. La cota se situará en torno a 700-800 metros durante la primera mitad del día, descendiendo por la tarde-noche. En principio, habrá chubascos débiles durante la primera mitad deldía, especialmente en el litoral. Durante la tarde y la noche, la lluvia podría ser moderada, más frecuente y abundante en la vertiente cantábrica y también probabilidad de tormentas con granizo.

Los cielos estarán poco nubosos en Euskadi y tenderán a cubiertos, con lluvias y chubascos dispersos que se intensificarán por la tarde y serán persistentes en la costa. Las temperaturas irán en descenso, algo que ya se hizo patente a lo largo del día de ayer: las mínimas registradas en la madrugada fueron de 3 grados en Bilbao, 5 en San Sebastián y de 0 en Vitoria, mientras que hoy se esperan máximas de 13 grados en la capital vizcaína, 12 en la guipuzcoana y 11 en la alavesa.

En el resto del país también se ha dejado sentir esta última oleada de frío del invierno. Hasta en ocho comunidades autónomas se produjeron ayer nevadas -desde Madrid hasta Galicia o Castilla y León- que obligaron a cerrar durante algunas horas algunas carreteras secundarias y prohibir el paso a camiones en la AP-6. Ciudades como Ávila quedaron cubiertas por cinco centímetros de nieve, precipitaciones que han llevado al Ministerio de Fomento a desplegar más de un millar de quitanieves en cinco autonomías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos