Aburto, sobre el asesinato de 'Urren': «La tragedia es muy importante, pero no podemos generalizar»

El alcalde de Bilbao se ha mostrado convencido «de que vamos a afrontar los eventos de 2018 con plenas garantías de seguridad»

José Mari Reviriego
JOSÉ MARI REVIRIEGO

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, expresó este martes en público sus «condolencias» a los familiares y allegados del vecino de Amorebieta Ibon Urrengoetxea, fallecido en la madrugada del sábado en la céntrica calle Navarra presuntamente a manos de dos jóvenes que pretendían robarle.

En sus primeras declaraciones sobre «un trágico y execrable suceso», el regidor insistió en la necesidad de estrechar la colaboración con la Ertzaintza para detener lo antes posible a los autores del homicidio. «No me quito de la cabeza este luctuoso hecho. Es imposible», subrayó Aburto, que participó por la tarde en la concentración de repulsa que se convocó en el municipio natal de ‘Urren’, conocido además por su faceta anterior de jugador de fútbol. Deja mujer y un hijo, de 5 años.

Arropado por otros concejales del PNV, partido que lidera el Gobierno municipal de Bilbao, Aburto centró sus valoraciones en la muerte del vecino de Amorebieta tras un fin de semana en el que se ha producido una concatenación de sucesos en diferentes zonas de la ciudad que ha causado inquietud entre partidos y vecinos por su extrema violencia y por ser hechos no frecuentes. Entre ellos, un joven perdió el ojo en otro asalto en Abando; un conductor se dio a la fuga tras atropellar a dos personas en Bolueta; una pelea en Mazarredo se saldó con un herido por navajazos; y una persona resultó detenida después de agredir a tres personas con una botella rota.

Pese a la ola de violencia que ha coincidido en un fin de semana multitudinario en las calles por las celebraciones navideñas, Juan Mari Aburto insistió en que Bilbao es «una ciudad modélica» en la que el Ayuntamiento «seguirá trabajando e incentivando la prevención». «Como alcalde, no voy a admitir que hechos tan luctuosos y lamentables como éste –la muerte de Urrengoetxea– se utilicen para intentar generalizar la imagen de inseguridad de Bilbao. La tragedia es importante, pero no se debe buscar la rentabilidad con estos hechos», advirtió.

Aburto, en «permanente contacto con el alcalde de Amorebieta desde primera hora del sábado», expresó su confianza en que la investigación abierta por la Ertzaintza «dé sus frutos» con celeridad. El regidor bilbaíno reconoció su «preocupación» por la seguridad en la antesala de los grandes acontecimientos que se avecinan en Bilbao durante 2018 –los Premios MTV, las finales de rugby, los ‘Oscars de la gastronomía’ y tres importantes congresos–. «Vamos a afrontar los eventos con plenas garantías de seguridad», subrayó.

El Gobierno vasco, en «alerta» tras el homicidio en Bilbao

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha asegurado que el Departamento de Seguridad sigue «alerta" tras el asesinato de Ibon Urrengetxea en Bilbao y va a hacer un «análisis conjunto» con los municipios con tasas de delitos más altas para diseñar planes de seguridad.

No obstante, el portavoz del Ejecutivo autonómico ha precisado que estos contactos con los municipios están en fase preliminar, como «consecuencia inmediata del shock social que han producido estos hechos». Erkoreka también ha dicho que no hay datos nuevos en torno a esta investigación que desarrolla la Ertzaintza sobre el homicidio del vecino de Amorebieta.

Preocupación por la inseguridad

Este homicidio ha despertado la preocupación de los vecinos de la zona. Algunos consideraban que el robo y el homicidio es la consecuencia extrema de un deterioro que se ha dado en este lugar en los últimos tiempos. Asimismo, La seguridad en la capital vizcaína también ha sido puesta en duda por la oposición después de varios episodios de violencia en las calles. Y es que el pasado día 23 un joven perdió un ojo tras una pelea en la estación de metro de Abando. Una serie de sucesos por los que, según el grupo municipal del Partido Popular, el equipo de gobierno «debe tomar nota de que la seguridad es mejorable»

En respuesta a estas críticas, el alcalde ha recordado que en el día de Santo Tomás se reunieron unas cien mil personas, y el mismo día 23 hubo otras docenas de miles en el Olentzero, sin que hubiera incidentes. Asimismo, el alcalde pidió ayer a la población la colaboración ciudadana, «que cualquier hecho violento se denuncie, donde ocurra y a la hora que sea».

El alcalde recordó que el Ayuntamiento trabaja desde octubre en un «pacto por la seguridad», que presentará los grupos políticos en el mes de enero. El año que viene se incorporarán ochenta nuevos policías municipales en Bilbao. A pesar del asesinato y los demás agresiones de los últimos días, Aburto insistió en que Bilbao es una ciudad segura: «Los datos estadísticos así lo dicen, y son la consecuencia de un trabajo que se hace para que la ciudad sea segura».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos