Absueltos del delito de tráfico de drogas tres miembros de un club de cannabis de Bilbao

Absueltos del delito de tráfico de drogas tres miembros de un club de cannabis de Bilbao

Los magistrados arremeten contra la Policía Municipal, a la que reprochan haber entrado al local «sin ningún tipo de autorización judicial»

JOSU GARCÍA

Tres miembros de la Asociación de Estudios y Usuarios del Cannabis The Roots, un club de cannabis de Bilbao, han sido absueltos de los delitos de tráfico de drogas y asociación ilícita. El fiscal había solicitado seis años de prisión para cada uno de los encausados. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), finalmente, les ha exonerado de cualquier responsabilidad. Ha considerado que actuaron dentro de la legalidad. Además, en su sentencia, dictada hace un mes, los jueces han criticado abiertamente la labor de la Policía Municipal, a la que reprochan, entre otras cosas, haber registrado la sede de la entidad sin que mediara autorización alguna.

Los hechos que dieron origen al caso se remontan al 22 de enero de 2016. Aquel día, al menos seis agentes locales irrumpieron en el local que la asociación tenía en la calle Lamana, en el barrio de San Francisco. Lo hicieron sin permiso, «de forma, como mínimo, irregular», alegando que había quejas vecinales, que, según los magistrados, «no han quedado acreditadas». Ya en su interior registraron el local y las pertenencias de los socios allí presentes. Se llevaron 650 euros y algo más de 100 gramos de cannabis. Al día siguiente, detuvieron al presidente del club. Tras redactar el atestado, se dio traslado a la Fiscalía, que acusó al arrestado y a otros dos miembros de The Roots de tráfico de drogas y asociación ilícita.

Los datos

100
gramos de cannabis encontraron los policías en la sede.
6
agentes, como mínimo, participaron en la operación. Los jueces les reprochan que dos de ellos ya habían dirigido una redada idéntica en 2012, con igual resultado.

Según los jueces, ha quedado demostrado que este club de cannabis es una asociación legalmente establecida y que el acceso a su lonja está debidamente custodiado y pautado (la puerta está siempre cerrada y sólo se permite el paso tras llamar al timbre y acreditar la condición de socio). También que sus integrantes están obligados a consumir en la sede. Sólo se permite sacar el cannabis en contadas excepciones. En concreto, en el momento de los hechos, había tres miembros del colectivo que, por estar enfermos, no podían desplazarse al lugar o resultaba dañina su presencia por la persistencia de humo (estas personas ingerían la sustancia a partir de alimentos al tener problemas respiratorios).

Los jueces dicen que la asociación es legal y el acceso está custodiado y restringido a los socios Sentencia

Por todo ello, los jueces consideran que ni distribuían droga ni era «ninguna tapadera para delinquir», como trató de demostrar el fiscal. En opinión del TSJPV, la entidad The Roots funciona dentro de la legalidad al «no expandir el consumo ni distribuir estupefacientes a terceras personas».

Redada fallida en 2012

Una de las cosas que más ha llamado la atención del caso es la actuación de la Policía Municipal de Bilbao. La guardia urbana presentó ante los jueces un impreso en el que se aseguraba que el registro había sido voluntario (con el visto bueno de los presentes), pero en la vista, los agentes se retractaron y afirmaron que rellenaron ese documento «por error». Uno de ellos llegó a atribuir la supuesta equivocación «al novato» de la unidad. Los jueces también les reprochan que, al menos dos de los seis funcionarios, habían realizado una redada idéntica contra The Roots en 2012 y que, en aquel caso, ni siquiera se llegó a procesar a sus miembros, ya que los jueces archivaron las diligencias al no observar que hubiera delito alguno.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos